Estados Unidos justifica en el tribunal de la ONU las sanciones contra Irán
/ Foto: Cortesía

Estados Unidos justificó este lunes la imposición de sanciones de nuevo contra Irán y su retirada del pacto nuclear ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que decidirá en los próximos meses si se declara competente para juzgar una denuncia interpuesta al respecto por Teherán.

Durante más de tres horas, los abogados de Washington defendieron las medidas contra Irán y pidieron al alto tribunal de la ONU que rechace intervenir en el caso.

El litigio judicial tiene como origen la salida unilateral de Washington del pacto nuclear con Irán, firmado en 2015 y que contó además con la participación de Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania.

Dicho acuerdo impuso límites e inspecciones al programa atómico de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones, que penalizaban a las compañías internacionales que hacían negocios con Teherán.

En mayo de 2018, Washington rompió el pacto y reanudó las medidas coercitivas, a pesar de que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) confirmó que Teherán estaba implementando el tratado en los términos establecidos.

Argumentos de EE.UU. a favor de las sanciones

El representante de Estados Unidos ante el alto tribunal de la ONU, Marik String, explicó este lunes que el levantamiento inicial de las sanciones “reforzó la disposición de Irán a involucrarse en otras actividades amenazadoras” fuera del ámbito nuclear.

Entre esas acciones se encontrarían “el suministro de armas” a grupos considerados terroristas por Washington o “el desarrollo y la proliferación de tecnología misil balística” por parte de Irán, manifestó.

Teherán, por su parte, mantiene que Washington violó al imponer de nuevo sanciones el Tratado de Amistad, Relaciones Económicas y Derechos Consulares de 1955, firmado por ambos Estados cuando aún gozaban de buenas relaciones.

El representante estadounidense ante esa corte de la ONU respondió que dicho convenio “no tiene nada que ver” con el pacto nuclear, por lo que pidió al tribunal que desestime la denuncia.

Uno de los argumentos legales más repetidos por los abogados de Washington fue que el tratado de 1955 se ocupa única y exclusivamente del comercio bilateral entre Irán y Estados Unidos.

Es decir, las medidas tomadas por Washington contra empresas de terceros países por comerciar con Teherán estarían fuera del alcance del convenio firmado hace 65 años, por lo que la denuncia carecería de fundamento.

El tratado “sólo crea obligaciones respecto a los productos iraníes exportados a Estados Unidos y a los productos estadounidenses exportados a Irán”, remarcó la abogada de EE.UU. Lisa J. Grosh.

Nuevo capítulo judicial entre Teherán y Washington

No es la primera vez que la CIJ convoca audiencias para tratar las consecuencias de la retirada de Estados Unidos del pacto nuclear, aunque en esta ocasión se han celebrado de forma telemática para evitar la propagación del coronavirus.

En una decisión anterior tomada el 3 de octubre de 2018, la corte ordenó a Washington que levantase de forma cautelar algunas de las sanciones, como las relacionadas con “la libre exportación a territorio de Irán de bienes relacionados con necesidades humanitarias”, productos agrícolas y alimenticios o servicios esenciales para la seguridad de la aviación civil.

Estados Unidos respondió ese mismo día cancelando unilateralmente el tratado de 1955, aunque este paso no tiene efectos jurídicos en el caso de las sanciones porque la denuncia de Irán fue presentada antes.

Las vistas orales continuarán este miércoles con la intervención de los abogados de Irán, que pedirán a la CIJ que se declare competente.

La decisión de los jueces se dará a conocer dentro de unos meses y, en caso de que el alto tribunal de la ONU asuma las competencias, la sentencia sobre el fondo del asunto tardará años.

Si se tomase una decisión favorable a Irán, está por ver si se implementaría, ya que su aplicación depende de la voluntad de los Estados y, eventualmente, del Consejo de Seguridad de la ONU, donde Estados Unidos tiene derecho de veto. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.