María Alejandra Peña vive en San diego y trabaja en Naguanagua de lunes a viernes, con o sin flexibilización de la cuarentena. Para llegar a su empleo debe tomar cuatro autobuses y dos carritos por puesto: cada mes gasta dos millones 800 mil bolívares en pasajes.

Antes de la cuarentena, Peña no tenía tantas dificultades para conseguir efectivo como ahora. Se resignó a visitar las entidades bancarias de su municipio cuando se dio cuenta que no le convenía gastar papel moneda para llegar hasta un cajero automático, encontrarlo fuera de servicio y regresar con la billetera vacía.

Los cajeros sólo permiten visualizar monto de dinero que hay en las cuentas. En los bancos no se puede retirar efectivo  por las taquillas.

Este martes durante un recorrido por las principales entidades bancarias de la Gran Valencia, se pudo constatar que muchas de las oficinas abiertas no estaban otorgando efectivo por taquilla. Sólo los propietarios de cuenta en los Banco de Venezuela pudieron retirar el papel: Bs. 400 mil por taquilla y Bs. 300 por cajero automático.

Los bancos Mercantil, Provincial, BOD, Banesco y BNC abrieron únicamente gestiones de atención al cliente.

Soportan abusos por conseguir efectivo

Gabriel Sierra reside en Morón y aprovecha la semana flexible para hacer diligencias en Valencia. Antes de viajar hasta la capital carabobeña, interceptó a varias personas que pagaban con bolívares físicos en una bodega cercana a su casa. “Yo les pago la compra con mi tarjeta y ellos me dan el efectivo”, explicó.

Otros usuarios denunciaron que en algunos establecimientos cobran intereses de hasta el 40% por la venta de efectivo con tarjetas de débito. “Saben que necesitamos pasaje para trabajar y se aprovechan de la necesidad de la gente”, comentó Marielys Machado mientras esperaba el autobús.

efectivo, ventas comercios carabobo valencia
Vendedores ambulantes aprovechan paradas de autobuses para ofrecer mercancía con pago en efectivo.

Colectores venden efectivo en divisas a tasa devaluada

Los pasajero afirman que la forma más sencilla de conseguir bolívares en efectivo es obteniendo divisas en baja denominación.

Davis Ochoa explica que con billetes de uno y cinco dólares se dirige al abastos. Trata de consumir un monto ligeramente inferior al valor de la divisa para que le entreguen vuelto en bolívares.

Si no consiguen papel moneda en las bodegas, los ciudadanos recuren a medidas más desesperadas: venden divisas a los colectores de unidades de transporte. “Es un abuso. Cuando el dólar estaba en 360 mil (Bs.) los colectores te lo querían cambiar por 280 mil (Bs.) en efectivo”, denunció.

Quienes no están dispuestos a dejar sus dólares en manos de colectores, caminan largas distancias para lograr sus diligencias.

Lea también: Por tercera vez en dos semanas lluvias causan anegaciones en Trapichito




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.