Camerún jugará la final de la Copa Africana de Naciones ante Egipto/Foto: Archivo
COMPARTE

El cartel es tan prestigioso como inesperado. Egipto y Camerún, dos de las naciones con mejor palmarés del fútbol africano pero que no ganan el título continental desde hace 7 y 15 años respectivamente, disputarán la final de la edición 2017, el domingo en Libreville.

No fueron muchos los que pronosticaron esta final al inicio del torneo. Entre los principales favoritos estaban Costa de Marfil, que defendía título, Argelia y su Balón de Oro africano Riyad Mahrez, o incluso el local Gabón, con su estrella Pierre-Emerick Aubameyang. Los tres dejaron la competición en la primera fase.

Egipto ha conocido una travesía por el desierto de siete años después de su increíble triplete (ganó las ediciones de 2006, 2008 y 2010). Tras su época de dominio no logró clasificarse para la fase final de las tres últimas competiciones. Además se presentaba en Gabón con 19 jugadores de 23 que nunca habían disputado el torneo continental.

Camerún, por su parte, presentó un plantel sin estrellas. Los veteranos decidieron quedarse en los clubes europeos y optó por jóvenes, como Fabrice Ondoa y Christian Bassogog (ambos de 21 años), con la vista puesta en el torneo que organizará el país en 2019.

“Es un sueño para nosotros estar en la final”, dijo el seleccionador camerunés Hugo Broos, tras la victoria ante Ghana (2-0) en semifinales, el jueves en Franceville.

Pero si se echa un vistazo a la historia; Egipto, con 7 títulos, y Camerún, con 4 (como Ghana), son las selecciones con más títulos continentales.

– La revancha de los Leones –

Derrotados en sus dos finales contra los Faraones -1986 en penales y 2008 1-0-, los Leones Indomables quieren tomarse la revancha, casi una década después del último enfrentamiento.

Su objetivo será batir al monumental arquero Essam El-Hadary, en la búsqueda de su quinta corona africana a los 44 años, que ha logrado mantener su portería imbatida hasta semifinales antes de eliminar a Burkina Faso con sus paradas en la tanda de penales.

En ataque la gran baza del equipo dirigido por el argentino Héctor Cúper es el atacante Mohamed Salah, en gran forma y autor de dos goles.

Además, como es habitual en los equipos de este veterano entrenador, la defensa funciona a la perfección y es capaz de lanzar contraataques muy peligrosos.

“Sabemos que la final es un partido muy particular. Hay muchos factores que entran en juego en el plano psicológico, físico y técnico, que pueden cambiar el curso de un partido. De esta forma todo lo que se controle antes es relativo”, dijo este sábado en rueda de prensa Cúper, que perdió dos finales consecutivas de la Liga de Campeones con el Valencia (2000 y 2001).

Patrick M’Boma, leyenda del útltimo título camerunés en 2002, cree tener la receta para hacer daño a los Faraones: “Habrá que continuar buscando la manera de jugar con la que Camerún puso en apuros a Burkina Faso en la fase de grupos y a Ghana en la primera parte de la semifinal. Son momentos que pueden servir de referencia a esta formación”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.