Foto: AFP
COMPARTE

El colombiano Eider Arévalo ofreció a su país el segundo título mundial de su historia en marcha al ganar este domingo la prueba de 20 km en Londres-2017, después del oro de Luis Fernando López en Daegu-2011.

Arévalo lanzó el ataque definitivo a un kilómetro aproximadamente de la meta, cuando estaba en compañía del ruso Sergei Shirobokov, de apenas 18 años y sin experiencia internacional, aunque tenía la cuarta mejor marca del año, disputando el Mundial con bandera neutra, debido a la suspensión de la federación de su país por dopaje.

El huilense de 24 años batió el récord nacional de su país con 1h18:53, con dos segundos de ventaja sobre el ruso (1h18:55), una diferencia suficiente que le permitió anudarse la bandera de su país al cuello y entrar con ella en la meta.

“Hoy me convertí en el rey de Inglaterra. Gracias a Dios estaba conectado para la medalla”, afirmó Arévalo tras su victoria.

“No me lo creo. No me creo que sea campeón del mundo. Doy gracias a Dios por este triunfo. Trabajamos mucho para esto. Debo esto a mi país, a mi familia, que siempre me ha apoyado. No puedo con la alegría”, añadió.

El podio se completó con otro marchista latinoamericano, el brasileño Caio Bonfim (1h19:04), que también batió el récord de su país, que había sido sexto en el Mundial de Pekín-2015.

“Esta medalla es muy importante para la caminata en Brasil. Esta medalla sirve para que sea más popular, que no lo es mucho. Esta medalla es un símbolo”, celebró Caio Bonfim.

El oro de Arévalo sabe mejor que el ganado hace seis años en Daegu-2011, ya que López entró entonces en la meta en tercera posición y fue declarado vencedor este año tras la descalificación por dopaje de los rusos Valeri Borchin y Vladimir Kaniakin.

Esta es la sexta medalla de Colombia en la historia de los Mundiales.

A las dos en la marcha de López y Arévalo, hay que sumar las cuatro conseguidas por Caterine Ibargüen en triple salto (oros en Moscú-2013 y Pekín-2015, bronce en Daegu-211 y plata en Londres-2017).

Una quincena de marchistas

Arévalo se mantuvo siempre en la cabeza de la prueba.

A mitad de carrera se había formado un grupo de una quincena de marchistas, en el que estaban los colombianos Arévalo y Esteban Soto, además del brasileño Caio Bonfim y los españoles Alvaro Martín y Miguel Angel López.

Al llegar al kilómetro quince, la selección se redujo a ocho marchistas, entre los que seguían el colombiano Arévalo, el brasileño Bonfim y el español Martín.

A partir de ahí se desencadenaron los ataques.

En un primer momento se marcharon Arévalo, Shirobokov y el alemán Christopher Linke, que terminaría en quinta posición (1h19:21).

Pero el alemán recibió una segunda amonestación, quedándose rezagado.

Al mismo tiempo, el sudafricano Lebogang Shange empezó una remontada, que lo llevó a alcanzar al dúo de cabeza formado por el colombiano y el ruso.

Pero Shange, 44 en los pasados Juegos Olímpicos, pagó el esfuerzo, quedándose rezagado, mientras el brasileño Bonfim seguía escalando posiciones y acabó adelantándolo para terminar tercero.

El chino Kiahua Wang, que poseía la mejor marca de la temporada, terminó en la séptima posición.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.