Foto Referencial

El ejército ugandés (UPDF) anunció que lanzó el viernes ataques contra campos situados en el este de República Democrática del Congo (RDC) de rebeldes ugandeses musulmanes del grupo Allied Defence Forces (ADF) acusados de haber matado a 14 cascos azules a principios de diciembre en esta región.

El ADF “preveía llevar a cabo acciones hostiles contra Uganda”, explicó el UPDF en un comunicado, en el que dice basarse en “informaciones compartidas entre Uganda y RDC”.

“Como medida de prevención, el UPDF dirigió esta tarde [del viernes] ataques contra sus campos en el este de la RDC”, añadió el ejército ugandés.

Durante la noche del 7 al 8 de diciembre, 14 cascos azules originarios de Tanzania murieron en un ataque contra su base en Semuliki, en la provincia de Kivu del Norte en RDC, cerca de la frontera con Uganda.

Se trató del ataque más mortal contra una fuerza de la ONU en el mundo desde hace 24 años.

El ataque fue atribuido al ADF, un grupo presente en el este de RDC desde 1994, que lucha contra el régimen del presidente Yoweri Museveni, en el poder desde hace 31 años en Uganda.

Creado para defender los derechos de los musulmanes que se consideran humillados por el hombre fuerte de Kampala, el ADF fue empujado poco a poco hacia el oeste por el ejército ugandés, hasta instalarse en RDC.

Las autoridades congoleñas y la Misión de Naciones Unidas en RDC (Monusco) acusan al ADF de haber matado a más de 700 civiles desde octubre de 2014 en la región de Beni y sus alrededores, en el norte de Kivu del Norte.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.