La bandera de Venezuela y sus siete estrellas. (Cortesía)

Para muchos venezolanos hoy cobra vigencia esa madrugada del 23 de enero de 1958 cuando por fin llegó a su fin la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez y la jornada pasó a la historia como el día de la recuperación de la democracia en Venezuela.

Ambos bandos reivindican actualmente la conmemoración, si bien con interpretaciones diferentes. Mientras el presidente Nicolás Maduro llamó a defender la Revolución Bolivariana, los opositores reclaman elecciones libres y democráticas para liberarse de un gobierno que consideran tan ilegítimo como el que fue defenestrado 63 años atrás, reseña dw.com

De espaldas a la democracia

Marcos Pérez Jiménez, militar de carrera, comandó un grupo de uniformados que derrocó al gobierno de Isaías Medina en 1945. Esa fue su primera incursión en la política venezolana. Tras el citado golpe, se celebraron elecciones libres en las que resultó ganador Rómulo Gallegos. También él fue luego depuesto.

Tomó entonces el poder una junta militar, a la que pertenecía Pérez Jiménez, quien finalmente fue nombrado presidente por una Asamblea Constituyente emanada de unas polémicas elecciones ensombrecidas por denuncias de fraude.

Al acercarse el término de su período, el gobernante quiso extenderlo mediante un plebiscito. “La gente puede decir que se trata de un régimen dictatorial, pero mi país no está preparado para el abuso de la libertad”.

Esta cita, publicada por el periódico colombiano El Espectador, refleja el pensamiento de este hombre que opinaba que “debe haber un líder que señale el camino sin que le perturbe la necesidad de alcanzar la popularidad demagógica”.

Venezuela 1957 Marcos Pérez Jiménez, Diktator & Alfredo Stroessner, Präsident ParaguayMarcos Pérez Jiménez recibe en Caracas al dictador de Paraguay, Alfredo Stroessner, en 1957.

Represión y rebelión

Su autoritarismo se tradujo en la represión de los opositores y la conculcación de libertades cívicas. Los avances económicos no lograron acallar el descontento ante medidas como la censura a la prensa y la eliminación de sindicatos.

El primer intento de golpe contra Pérez Jiménez tuvo lugar el 1° de enero de 1958. El movimiento encabezado por el coronel Hugo Trejo contó con la participación de un buen número de oficiales de la guarnición de Caracas y de Maracay, principalmente de la Fuerza Aérea.

La represión que siguió al fallido levantamiento no impidió las protestas, que desembocaron en un paro nacional el 21 de enero, durante el cual se produjeron sangrientos enfrentamientos. Los altos mandos militares decidieron darle la espalda al dictador, que terminó abandonando la presidencia y el país.

Ese 23 de enero, los venezolanos salieron a las calles, exigiendo elecciones libres, la cuales se celebraron en 1959. Desde entonces, los sucesivos gobiernos han recordado la fecha como un hito de la democracia venezolana.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.