El Banco Mundial (BM) expresó hoy su “disposición” para aliviar la crisis de refugiados en Brasil y Colombia que escapan de la “preocupante situación” en Venezuela, pero apuntó que no hay “conversaciones” concretas para destinar fondos del organismo para ello.

“En el BM estamos en la mejor disposición de apoyar a los países receptores de la manera que consideren más adecuada. En este momento, sin embargo, no tengo información específica sobre algún instrumento en particular que esté en discusión con Brasil y Colombia”, indicó a Efe un portavoz de la institución, que pidió mantener el anonimato.

Esta fuente reconoció que “Venezuela enfrenta una situación muy preocupante. Las pérdidas económicas han sido enormes y han tenido un impacto serio en la población”.

“Sólo hay que mirar los altos niveles de emigración. Como hemos visto en otras partes del mundo, una alto flujo de migrantes puede generar presiones en los países que los reciben”, agregó.

La aguda crisis económica en Venezuela, que ha provocado una contracción de su PIB en un 50 % desde 2013 y una hiperinflación rampante, ha generado que más de 600 mil refugiados hayan cruzado la frontera con Colombia y más de 40 mil con Brasil en los últimos años, según las últimas estimaciones.

En la pasada cumbre ministerial del G20 en Buenos Aires en marzo, se celebró una reunión con más de una docena de países latinoamericanos para explorar la posibilidad de crear un fondo a través de organismos multilaterales, entre ellos el BM y el Fondo Monetario Internacional, para paliar la situación de los refugiados venezolanos en los países receptores.

Aunque en los márgenes de la reunión de primavera de la asamblea del FMI y el BM que se celebra esta semana en Washington, se reconoce que el tema está sobre la mesa, diversas fuentes consultadas por Efe aseguran que no es factible que se acuerde algo concreto en este encuentro, que culmina el domingo, y que las conversaciones continuarán.

Brasil y, en mayor medida, Colombia han mostrado su preocupación por el creciente número de venezolanos que llegan a su territorio escapando de la difícil situación económica, ya que están presionando las finanzas locales.

En la pasada Cumbre de las Américas de Lima de mediados de abril, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, anunció una contribución económica de 16 millones de dólares que beneficiará al programa de Acnur en la región y a comunidades de refugiados venezolanos en Colombia y Brasil.

Por contra, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha rechazado que haya un “éxodo masivo” de ciudadanos que salen del país al asegurar que “es muchísimo menor a la cifra que tratan de posicionar algunos presidentes del grupo de derecha antivenezolano, llamado Grupo de Lima”, integrado por 14 países latinoamericanos y crítico con la llamada “revolución bolivariana”. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.