Camp Nou, estadio del FC Barcelona. / Foto archivo

El FC Barcelona ha perdido 97 millones de euros como consecuencia del impacto de la pandemia en sus cuentas, según desveló el vicepresidente económico Jordi Moix en un encuentro telemático con los medios.

En este período, la entidad azulgrana ha dejado de ingresar 203 millones de euros (855 millones de euros en lugar de 1.059 millones proyectados, un 18% menos) y ha gastado 74 millones de euros menos (955 en vez de 1.029).

Se han reducido los ingresos por la ausencia de espectadores en el Camp Nou (-47 millones de euros), patrocinadores y giras (-37), tiendas (-35), derechos televisión (-35), otros (-29), Museo FC Barcelona (-16) y eventos (-3).

El club ha reducido su gasto en 74 millones, un 2% menos, de los cuales 42 son por reducción de los salarios deportivos, 30 en gastos de gestión y el resto en salarios no deportivos.

La deuda financiera millones se sitúa en 379 millones de euros (242 millones más como consecuencia de la pandemia) y la EBITDA (gestión de caja) en 104, 1,64 puntos porcentuales superior a lo que determinan los estatutos del club. Sin la afectación del COVID-19, el club tenía previsto unos beneficios de 2 millones de euros.

Moix también ofreció datos sobre las pérdidas anunciadas por otros club europeos. Se refirió a los 71,4 millones que ha perdido la Juventus, los 43,4 millones del Borussia Dortmund y los 110 millones de pérdidas estimados por el Manchester United.

En este sentido, recordó que durante la pandemia, los clubes europeos han dejado de ingresar 4 billones de euros, con un 26,3% menos de ticketing.

En cuanto a la estimación del presupuesto para el próximo ejercicio, Moix admitió que las cifras no se han cerrado a la espera de que finalice el mercado de fichajes (precisamente este 5 de octubre), pero estimó unos ingresos previstos de 791 millones de euros.

Lo cual supone una caída de ingresos de 199 millones de euros respecto al último año sin COVID-19 (2018-19), donde se ingresaron 990 millones de euros. La idea del club es que se produzca una reducción de la masa salarial.

La previsión que tiene el equipo catalán es que el estadio se pueda abrir al 25% de su aforo en diciembre y calcula que en febrero alcance el 100% para ir recuperando el presupuesto. “El futuro del club no está en peligro, es sólido”, dijo Jordi Moix.

El club también espera una cantidad “ligeramente inferior” que en temporadas anteriores “por el contexto de mercado provocado por la pandemia”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.