El Servicio de Información del Estado egipcio aseguró hoy que la corresponsal en El Cairo del periódico “The Times”, Bel Trew, fue expulsada de Egipto por no contar con la acreditación de prensa temporal para trabajar en el país en 2018.

En un comunicado, la entidad confirmó que la periodista británica fue deportada por haber cometido dos violaciones a la ley egipcia: trabajar sin la acreditación de prensa temporal de 2018, y grabar y fotografiar entrevistas en la calle sin los permisos correspondientes.

Trew, afincada en la capital egipcia desde 2011, ha contado cada año con el correspondiente permiso para ejercer como periodista en el país.

Aunque esta vez la entidad aseguró que la británica no solicitó el permiso temporal, no especificó si el motivo de no solicitarlo fue porque estaba esperando la acreditación definitiva, ya que ambas se piden en dos procedimientos diferentes.

Pese a todo, la profesional fue acreditada igualmente para cubrir las elecciones presidenciales que darán comienzo mañana, lunes, hasta el miércoles, y cuyo permiso ha sido enviado adjunto a la nota difundida por el Servicio de Información del Estado.

La nota apostilla que Trew es la primera de los mil 200 corresponsales acreditados en Egipto que ha sido deportada, y reitera que desde “la Revolución de enero” de 2011, ningún profesional de la información ha sido expulsado.

La periodista fue detenida hace tres semanas después de realizar una entrevista al pariente de un hombre que murió en una patera camino de Europa.

Según explicó “The Times”, la policía no ofreció ninguna información sobre la detención de Trew ni presentó cargo alguno contra ella, sino que los agentes se limitaron a llevarla al aeropuerto y obligarla a tomar un vuelo a Londres.

“The Times” se abstuvo de denunciar la salida de su corresponsal mientras trataba de determinar si, efectivamente, se había producido algún tipo de malentendido, pero finalmente los canales diplomáticos informaron de que Trew había sido señalada como indeseable y no se le permitiría el regreso al país.

Egipto redobló en las últimas semanas sus ataques contra los medios de comunicación, especialmente los internacionales, y amenazó con tomar represalias contra todo aquel que publique noticias falsas.

Egipto ocupa el puesto 161, de entre 180 países, en la clasificación sobre la libertad de prensa que elabora anualmente la organización Reporteros Sin Fronteras.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.