Gustavo Álvarez consiguió más de lo que esperó. El pasado sábado 2 de junio, en medio de una celebración histórica e innovadora, la sociedad venezolana conoció a los primeros campeones de Cannonball durante el desarrollo de su torneo inaugural y segunda demostración al público desde su creación, efectuado en las instalaciones del Hotel Venetur Valencia.

Creé esto como un juego, algo que materialicé después de un tiempo rondando mi cabeza, pero que no sabía a ciencia cierta si podría entretener a la gente y ellos acaban de demostrarme que sí es posible”, fueron las primeras palabras del fundador del Cannonball, un juego de béisbol en pequeñas dimensiones que permite a los practicantes experimentar todas las emociones que despierta el deporte del diamante.

Ocho equipos, divididos en dos grupos, integraron la primera fase de la competición efectuada bajo el sistema de eliminación page que se llevó a cabo en cinco estructuras elaboradas en semejanza con grandes escenarios del béisbol nacional e internacional, como el Estadio José Bernardo Pérez de Valencia, el Yankee Stadium de Nueva York, el Wrigley Field de Chicago, el Fenway Park de Boston y el Marlins Park de Miami.

De esta manera, los primeros elencos en alcanzar a dos victorias clasificaron a la final de su división, dejando atrás a los conjuntos con registro de 0G-2P y 1G-2P respectivamente. En esta penúltima llave dos equipos se enfrentaron por el liderato de cada grupo y los vencedores se midieron por la Serie Mundial de la competencia.

Así, Los Panas y FCH Baseball Club, protagonizaron la Gran Final del I Torneo de Cannonball, que cerró a favor de FCH, cuadro conformado por Francisco Hernández y Manuel Jiménez, con pizarra de 11 carreras por 1.  Un grand slam de Hernández en el tercer inning sentenció la llave y dejó sin opciones al cuadro rival.

“Estamos más que contentos. Todos hemos tenido más de tres meses de práctica, estudio y aprendizaje. Esperamos con ansías este momento y pudimos llevarnos el primer premio”, expresó Hernández, quien también resultó ganador del Home Run Derby de la especialidad con seis estacazos despachados en el Marlins Park.

Sin dudas, Gustavo Álvarez consiguió más de lo que esperó. Esta tercera demostración al público de Cannonball no sólo sirvió para conocer a los nuevos jugadores y campeones del primer certamen, sino que comprobó que sí existe competitividad y valoración en este juego de mesa que aunque abarca totalmente la caracterización del béisbol no disminuye su pasión.

Si desean conocer un poco más del Cannonball, no duden chequear su cuenta Cannonballvzla en Instagram para que tengan todos los detalles sobre el juego, sus actividades y eventos especiales.

Con información de EPS Medios




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.