Nervis-Villalobos, junto a su jefe Rafael-Ramírez, exministro de-Petróleo y Minas y presidente de Pdvsa.

Dos sociedades ‘holding’, Swissinvest SL, creada en las Islas Caimán en 2012, y Columbus One Properties SL, constituida en Madrid en 2015, y las filiales de ambas en diversos países conformarían una compleja estructura para blanquear dinero en España procedente de esquemas de corrupción que han expoliado Venezuela, según informan a El Confidencial fuentes de la Fiscalía Anticorrupción. Esos instrumentos societarios habrían sido los vehículos para lavar parte del dinero robado por ex altos mandos de los gobiernos chavistas mediante la compra de más de 120 inmuebles en Marbella y Madrid.

Auditores públicos de Venezuela estimaron en 400.000 millones de dólares el capital sustraído a las arcas públicas durante el chavismo en un informe presentado ante la Asamblea Nacional el año pasado. Hugo Chávez llegó al poder en febrero de 1999.

En los Estados Unidos

Por su lado, un experto del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos valoró la defraudación anual en 20.000 millones de dólares. Entregó su dosier en julio de 2018 a un tribunal de Florida que está juzgando a varios ex altos cargos de los gobiernos venezolanos. Ambos cálculos son coincidentes.

Los ingresos de PDVSA han servido para desviar y blanquear un promedio de 20.000 millones de dólares anuales desde hace más de 15 años con la venia de los presidentes

En España

Los casos judiciales que se llevan a cabo en diversos países y las investigaciones periodísticas arrojan cada día más evidencias de que una parte de ese dinero público desviado a cuentas personales se ha blanqueado en España, muy especialmente mediante la compra de inmuebles, ya sean casas de lujo, fincas propias de la Casa de Alba o simples plazas de garaje.

Solo en los últimos cinco años, según las indagaciones de la Fiscalía Anticorrupción y el Juzgado de Instrucción 41 de Madrid, más de 120 inmuebles ubicados en Marbella y Madrid habrían sido adquiridos por Nervis Villalobos y sus cómplices mediante un esquema muy complejo de sociedades que operaban desde diversos países, entre ellos, Panamá, Islas Caimán, Islas Marshall, Suiza, Portugal, Liechtenstein, Chipre, Malta, España o Isla Mauricio. Algunos son paraísos fiscales. Ese grupo de supuestos defraudadores desvió cientos de millones de euros del principal recurso del país caribeño que obtiene el 95% de las divisas: la estatal petrolera PDVSA. El pasado 21 de junio, el juez titular del 41, Juan Carlos Peinado, se inhibió en favor de la Audiencia Nacional, dada la naturaleza transnacional de la causa.

Leer nota completa aquí en El Confidencia




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.