Muertos por coronavirus. (Foto Archivo)

Una cantidad sin precedentes de 3,28 millones de personas solicitaron acogerse a las prestaciones por desempleo en Estados Unidos (EEUU) la semana pasada, frente a las 282.000 solicitudes de la semana anterior, informó este jueves el Departamento de Trabajo.

El incremento, debido al cierre de actividades como respuesta a la epidemia de COVID-19, superó el récord histórico de 695.000 solicitudes en 1982.

Las solicitudes de subsidio por desempleo en general reflejan el ritmo de despidos y éstos se han acelerado en las últimas dos semanas con cierres de centros comerciales, restaurantes, parques de ocio, teatros y una caída enorme de los viajes, especialmente en avión.

También han disminuido las ventas de vehículos automotores y los fabricantes han cerrado las fábricas mientras encaran sus obligaciones de préstamos y otros costes fijos.

El informe del Departamento de Trabajo muestra que los sectores más afectados por el desempleo fueron hoteles y restaurantes, seguidos por el transporte y almacenes, así como el industrial.

Los mayores incrementos en las solicitudes ocurrieron en Pensilvania, con 378.908 solicitudes de prestaciones, Ohio con 187.784, y California con 186.809.

El dato sobre solicitudes del seguro de paro se refiere solamente a las personas que tenían un empleo, lo han perdido y están en búsqueda activa de otro, pero no incluye a las personas que ya estaban desempleadas y, por diversas razones, han abandonado la búsqueda de trabajo.

Asimismo, muchas personas que han perdido su empleo en semanas recientes han encontrado dificultades para gestionar sus solicitudes porque los sitios en internet y los sistemas telefónicos se han visto abrumados por la multitud de solicitantes.

Algunos economistas calculan que el índice de desempleo podría alcanzar a alrededor del 13 % a fines de abril y comienzos de mayo, superando el máximo de 10 % de octubre de 2009, cuando el país se hallaba en el tercer mes de la llamada Gran Recesión.

El hundimiento del mercado laboral afecta, también, la campaña del presidente Donald Trump por su reelección, ya que uno de sus argumentos más fuertes ha sido la estabilidad económica y un índice de desempleo que durante meses había estado alrededor del 3,6 %, el más bajo en medio siglo. EFE

Italia suma la tecnología a su lucha contra el coronavirus

La tecnología también estará presente en la lucha contra el coronavirus en Italia y ya se preparan proyectos que van desde la observación terrestre, hasta la medicina telemática o el rastreo de eventuales contagios mediante los teléfonos móviles.

El secretario de Estado responsable de políticas espaciales, Riccardo Fraccaro, ha asegurado que la tecnología “puede ofrecer una ayuda decisiva en la lucha contra el coronavirus” y, para ello, se recurrirá incluso a la los satélites que orbitan el planeta.

Italia sumará así un aliado importante en la lucha contra esta pandemia, especialmente virulenta en el país, donde los fallecidos ya ascienden a 7.503 y las persona infectadas son 57.521.

Para ello el Gobierno ha habilitado una página de internet, “Innova per l’Italia”, en la que lanza concursos públicos de breve duración para recibir proyectos sobre innovación y tecnología que puedan contribuir a combatir emergencias específicas del virus.

Uno de esos concursos empezará el próximo martes 31 de marzo y tiene que ver con el espacio. Italia quiere recibir proyectos para combatir la pandemia que estén basados en la tecnología de los satélites, la observación terrestre o la navegación.

Los financiará con hasta 2,5 millones de euros -1,5 millones para el sector de la salud y un millón para educación a distancia- y el plazo para recibirlos expirará el próximo 20 de abril.

Por otro lado en los últimos tres días Italia ha impulsado otra licitación para recibir “las mejores soluciones digitales” que permitan desarrollar aplicaciones de medicina telemática y de asistencia domiciliar a los enfermos de todo el país.

En este momento en el que los italianos tienen órdenes de permanecer confinados en sus domicilios, sobre todo los más ancianos y vulnerables, se pretende facilitar las visitas médicas a distancia y aprovechar la inteligencia artificial.

Al igual que en lo países asiáticos, en la lucha contra el virus también se recurrirá a las aplicaciones. Una de ellas es “SM COVID 19” y crea una red de contactos para que en caso de que una persona resulte positiva se sepa con quién ha estado en los últimos días.

Ha sido realizada por un equipo de expertos de la Universidad de Salerno (sur) y con esa información valorará el riesgo de contagios y de eventuales focos.

En una videoconferencia con la Asociación de la Prensa Extranjera en Italia, el coordinador de esta apuesta, el profesor Stefano Piotto, ha explicado que la aplicación respeta la privacidad del usuario porque no lo identifica ni adquiere datos sensibles.

“Nos interesa saber el tiempo y duración de los contactos, no saber dónde y con quién se ven”, explicó Piotto, quien refirió que los datos estarán custodiados en una base a disposición de las autoridades sanitarias, cuando decidan usar esta aplicación.

Pero este tipo de tecnologías móviles también se están usando para cuestiones más cotidianas, como ir a la compra. La aplicación “DoveFila”, gracias a la colaboración de los usuarios, permite saber la cola que hay en los supermercados antes de salir a la calle.

Por otro lado, en este tiempo de escuelas y universidades cerradas, un grupo de expertos digitales ha lanzado una plataforma para ayudar a los docentes y estudiantes en sus lecciones a distancia y responder a sus dudas en el uso de la tecnología.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.