“Nuestro carácter es la estructura que usamos para movernos por el mundo, lo necesitamos para sobrevivir y para desarrollarnos como seres humanos. El trabajo con el eneagrama nos permite ir descubriendo cuáles son los trajes que llevamos puestos, cómo son, para qué nos sirven y en qué sentido nos limitan”. Jordi Gil (Psicólogo y terapeuta Gestalt)

En el estado de caos que vive la sociedad venezolana como consecuencia de los resultados infructuosos de veinte años de gestión de este régimen se hace necesario que la población cambie su estilo actitudinal negativo, hacia una mejor comprensión de su tipología personal y logre un autoconocimiento para sembrar y abonar un pensamiento positivo necesario e indispensable en estos momentos de crisis y de gran incertidumbre.

Y es precisamente el Eneagrama de la Personalidad la herramienta que puede estimular el cambio de comportamiento. Es comúnmente conocido como eneagrama es un mapa de la personalidad, una tipología útil como camino de autoconocimiento y por tanto de crecimiento personal. En este escrito se  explica de dónde viene el eneagrama, para qué sirve y cuáles son los nueve eneatipos.

Eneagrama en griego significa literalmente nueve líneas. En geometría, un eneagrama es una estrella de nueve puntas.

El eneagrama es una propuesta de conocimiento que nace de una elaboración occidental llevada a cabo por Oscar Ichazo que fue maestro de Claudio Naranjo, también esta herramienta fue nutrida por autores como Richard Riso, Helen Palmer, Russ Hudson, A.H. Almaas o Dhiravamsa, dicha elaboración occidental se basa en ideas anteriores de origen místico y oriental que beben de las fuentes del sufismo y con las que Gurdjieff ya trabajó.

La palabra personalidad deriva del latín “personam”, palabra que designaba a la máscara con que cubrían su rostro los actores durante las representaciones dramáticas. Poco a poco, el término fue pasando de su significado concreto a otras de índole más abstracta. El eneagrama busca ayudar a detectar la máscara para poder ser más la persona que la lleva.

El sistema del eneagrama es un mapa que describe la personalidad según nueve caracteres, también explica las relaciones entre estas formas de ser, abordando las relaciones humanas y las des/afinidades e interacciones entre los distintos tipos de carácter, explica porque suelen caer bien determinados tipos de personas o se rechaza a otras, mientras otro tipo de personas son más bien indiferentes.

La idea básica es que existen nueve eneatipos o personalidades arquetípicas dentro del eneagrama, con sus estrategias básicas para tratar sus asuntos, y que estas personalidades según su experiencia vital o nivel de estrés pueden sufrir más o menos en la vida. En las décadas recientes, el término eneatipo se ha establecido como sinónimo de carácter. Desde la base de estas nueve formas de ser, el trabajo con el eneagrama busca alejarse de la rigidez del carácter y acercarse más a la autenticidad.

Cada tipo de personalidad posee un mapa de características que denotan patrones de pensamiento, sentimiento y comportamiento.

Uno de los propósitos del eneagrama es aprender sobre el tipo de uno mismo y los patrones y hábitos asociados a ese tipo con el fin de autocomprenderse y desarrollarse, para poder convivir mejor con las propias tendencias actitudinales. Asimismo, el eneagrama puede ayudar a conocer y a mejorar la calidad de vida personal sin tener del todo claro a qué eneatipo se pertenece, debido a que este método de autoconocimiento trata temas muy profundos y que son comunes a todos.

El carácter nace de nuestra estrategia de vida para sobrevivir en la infancia y cristaliza hacia los siete años, este estilo de supervivencia fue útil y valioso, pero en la vida adulta puede ser más un obstáculo de crecimiento que no de nutrición ya que toda persona en su desarrollo y más en la niñez negó unas formas de ser y de hacer para poder avanzar y se acerca a una percepción mientras aleja de otras percepciones o formas de pensar y de sentir.

Descripción breve de los nueve eneatipos:

ENEATIPO 1: El Iracundo. Son personas que transforman su ira en normas, leyes, estudios, pues no la consideran una cualidad perfecta. Buscan la perfección y hablan en términos de lo que está bien y lo que está mal sin claroscuros, ellos lo tienen claro. En su estado más sano/consciente/maduro, son tolerantes y muy éticos.

ENEATIPO 2: Son personas que seducen para sentir que el otro los necesita. Dan fingiendo no esperar, pero precisan agradecimiento, poca tolerancia al rechazo. Necesitan ser vistos. En su estado más sano pueden ser realmente altruistas y desapegados.

ENEATIPO 3: Yo soy lo que hago es su “slogan” de vida. Se desarrollan en función de gustar al resto de personas. La vanidad se traduce en la importancia de la imagen que proyectan a los demás y la importancia de su autoimagen de gustarse a si mismos. El gustar les aleja de si mism@s. Están muy identificados con su trabajo, y suelen conseguir lo que se proponen, brillando en ello desde la eficacia. En su estado más sano, son sinceros y muy productivos.

ENEATIPO 4: Su compulsión más profunda es la envidia. Están pendientes de los demás, y creen que nunca tendrán aquello de lo que carecen. Conectados a los que le falta, a su carencia. La carencia eclipsa su valía. En su estado más sano, son empáticos y muy creativos.

ENEATIPO 5: El observador. Necesitar poco es uno de sus lemas, amantes del conocimiento, intuitivos y sabios. Los observadores de la vida por antonomasia. Se caracterizan por la avaricia, porque no saldrán de su escondite hasta estar bien seguros de que tendrán suficiente energía, dan poco por miedo a ser pedidos después. Buscan la autosuficiencia. En su estado más sano, son desapegados y generosos.

ENEATIPO 6: Su fijación es el miedo. Suelen imaginar siempre los peores escenarios. Buscan la autoridad y el poder al mismo tiempo que huyen de ello. Fingidores de autoconfianza, ocultan un profundo miedo por lo que les pueda pasar. En su estado más sano, son valientes, leales y muy buenos compañeros

ENEATIPO 7: Huyen del presente, planificando múltiples futuros, y lo hacen constantemente. La gula de experiencias en la vida, insaciables. Como no se quieren perder nada, profundizan poco. Máscara de alegría, evitan el dolor en todas sus formas, fóbicos al dolor o lo desagradable. En su estado más sano pueden estar muy presentes y se comprometen, son muy animadores, capaces de disfrutar del presente como nadie.

ENEATIPO 8: Imparten justicia (a su modo). Dividen el mundo entre fuertes y débiles. Su fijación es la lujuria o el exceso; tienen mucha autoconfianza, van por la vida necesitando ser fuertes y prevalecer sobre las circunstancias. Fuerte personalidad, y defensores de “los suyos” (El líder, el padrino). En su estado más sano, son protectores, ayudando al otro de forma magnánima y aportándole fuerza. Accionan con o sin miedo

ENEATIPO 9: El pacificador. Les frena la pereza. Sobre-adaptativos a los demás, su adaptación para evitar el conflicto los aleja de sus deseos, gustos y necesidades. Se funden con el entorno y les cuesta mucho expresar sus necesidades. Entienden todas las opciones y es muy difícil discutir con ellos, pues evitan como pueden el conflicto. En su estado más sano, son muy buenos mediadores y se autoadaptan, calmando los extremismos.

El carácter es la estructura que se usa para moverse por el mundo. Se necesita para sobrevivir y para desarrollarse como seres humanos. Igual que un buen traje que sirve para muchas ocasiones, también puede ser incómodo o contraproducente para otras. El trabajo con el Eneagrama permite ir descubriendo cuáles son los trajes que se llevan puestos, cómo son, para qué sirven y en qué sentido limitan.

El objetivo final es siempre ir ampliando los propios límites, sin descartar lo que sirve, abrirse a nuevas posibilidades de actuación y maneras de vivir y precisamente el cambio conductual del venezolano actual debería estar orientado hacia esta meta, como “El Caballero de la Armadura Oxidada” es una novela del escritor estadounidense Robert Fisher.

¡El país lo reclama!

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.