José Luis Ábalos. (Foto cortesía vozpopuli)

En el polémico caso del rescate de la línea aérea Plus Ultra con 53 millones de euros, que involucra a funcionarios del chavismo venezolanos, del cual el exministro José Luis Ábalos y su equipo han intentado desvincularse en varias ocasiones, se supo que este sí opinó y dijo que su rescate era “necesario”.

Hace tan solo unas semanas, la secretaria general de Transportes y Movilidad, María José Rallo, aseguró en el Congreso que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) no opinó sobre la concesión de la ayuda que otorgó la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) a la aerolínea, destaca el portal vozpopuli.com.

Tras haberse desvelado en los medios, reconoció que su equipo elaboró un informe para la SEPI acerca de Plus Ultra, pero matizó que se limitaba a analizar si la situación económica y financiera de las compañías es suficientemente sólida para garantizar la seguridad en los vuelos.

El informe en cuestión, al que ha tenido acceso Vozpópuli, cuenta con nueve páginas y pone en evidencia que la agencia dependiente entonces de Ábalos sí se ‘mojó’ sobre el rescate público.

En el citado documento, que está firmado el 26 de febrero de 2021 por la directora de seguridad de aeronaves, Marta Lestau Sáenz, AESA concluyó que el rescate de la aerolínea, que tenía una situación financiera “delicada” por “los efectos de la pandemia y la dificultad de obtener financiación bancaria adicional”, era “necesario”, según ha podido saber Vozpópuli.

Leer artículo completo: vozpopuli.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.