Simpatizantes del presidente estadounidense Donald Trump corean "Cuatro años más" anoche mientras permanecen congregados en los alrededores del hospital militar Walter Reed, donde el mandatario norteamericano permanece tras haber dado positivo por covid-19, en Bethesda, Maryland (Estados Unidos). EFE

El equipo médico que atiende al presidente estadounidense, Donald Trump, por COVID-19 se mostró este sábado por la tarde “cautelosamente optimista” tras una jornada en la que el mandatario no presentó fiebre y no necesitó oxígeno suplementario, aunque reconoció que el mandatario “no está fuera de peligro”.

En un comunicado distribuido esta noche, el médico presidencial, Sean Conley, reiteró que Trump “continúa bien” y ha “hecho progresos sustanciales desde su diagnóstico”, que se dio a conocer en la madrugada del jueves al viernes.

El presidente no presentó fiebre durante el sábado y no requirió oxígeno suplementario, “con un nivel de saturación entre el 96 y el 98 % durante todo el día”. “Aunque no está fuera de peligro, el equipo (médico) es cautelosamente optimista”, indica la nota, que añade que durante el domingo el presidente continuará en observación y recibirá una nueva dosis del antiviral Remdesivir, al que el sábado respondió sin complicaciones.

El doctor Conley no quiso especular cuándo podrían dar de alta al mandatario ingresado en el complejo hospitalario militar de Walter Read. Según el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, las próximas 48 horas serán “críticas” para saber si el presidente se enfrenta o no a un caso agresivo de COVID-19.

Trump: “me encuentro mucho mejor”, pero la “verdadera prueba será en los próximos días”

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró este sábado en un vídeo grabado desde el hospital militar en el que está ingresado tras ser diagnosticado con COVID-19 que se encuentra “mucho mejor” y está trabajando para “volver del todo”, aunque “la verdadera prueba será en los próximos días”.

El vídeo que divulgó en la red social de Twitter, muestra al presidente detrás de un escritorio con camisa, chaqueta, pero sin corbata, aparentemente este sábado. Posteriormente, la Casa Blanca remitió dos instantáneas de Trump fechadas este sábado en las que se le puede ver trabajando (con el pelo más desordenado de lo habitual) desde el mismo escritorio en la suite presidencial y en soledad en una sala de conferencias en el hospital militar Walter Reed.

“Llegué aquí, no me sentía muy bien, pero ahora me encuentro mucho mejor”, asegura Trump en el vídeo en el que añade: “creo que estaré de vuelta pronto”. “Quiero terminar la campaña de la manera que lo hemos estado haciendo”, apunta Trump, de 74 años que ha tenido que suspender todos sus compromisos públicos desde el jueves por la noche, y dice que su esposa, Melania Trump, de 50 años, está “manejándolo muy bien”, ya que además, es más joven que él. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.