Foto Archivo

El Gobierno brasileño anunció hoy que llegó a un acuerdo con los sindicatos de camioneros para suspender por 15 días la huelga que mantienen desde el pasado lunes, que ha hecho escasear todo tipo de productos y ha tenido un impacto aún no precisado en la economía.

El acuerdo incluye una reducción de los precios del diésel de un 10 % ofrecida ya por la estatal Petrobras para los próximos 15 días, cuyos recurrentes aumentos dispararon la huelga, y a partir de ese plazo el costo del combustible será subsidiado por el Estado, dijo el ministro de la Presidencia, Eliseu Padilha.

En la rueda de prensa en que se anunció el acuerdo participaron representantes de los sindicatos de camioneros, que confirmaron que la huelga será suspendida al menos durante quince días, cuando será realizada una nueva reunión con el Gobierno para analizar el cumplimiento de los compromisos asumidos, dijo el ministro.

El acuerdo incluye una reducción a cero durante lo que resta de 2018 de los impuestos que pesan sobre el diesel, que representan casi el 50 % del precio que pagan los camioneros, que se paralizaron precisamente en protesta por los altos precios de ese combustible.

Según Padilha, el compromiso con los camioneros no alterará la política de precios de Petrobras, empresa controlada por el Estado pero con acciones cotizadas en las bolsas de Nueva York, Madrid y Sao Paulo, en la que hoy perdieron cerca del 13 %.

La caída en picado de los papeles de Petrobras siguió al anuncio de que la empresa reduciría en un 10 % el precio del diésel durante los próximos 15 días, lo que analistas del mercado consideraron que podía ser resultado de “presiones” del Gobierno.

Los camioneros se comprometieron a levantar el paro a partir de mañana mismo, aunque aún se desconoce durante cuánto tiempo será sentido el fuerte desabastecimiento que han provocado los cuatro días de huelga.

Tampoco se ha establecido aún el impacto económico de la huelga, que en diversos sectores se calcula que puede ser multimillonario.

De hecho, hoy la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea) anunció que sus empresas afiliadas paralizarán la producción a partir de este viernes, debido a la huelga.

La Anfavea alegó que además de los problemas de abastecimiento de piezas y otros productos necesarios para mantener en operaciones las fábricas, la escasez de gasolina provocada por las protestas y otros factores, como interrupciones en el transporte público que afectan al personal, impiden que las plantas trabajen con plena normalidad.

“La huelga afectará significativamente nuestros resultados, tanto para las ventas, como para la fabricación y la exportación”, dice una nota divulgada por la patronal del sector automotriz, uno de los motores de la economía nacional.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.