La Fiorentina tuvo una buena jornada, al golear 6-1. / foto: Referencial.

El Inter de Milán volvió a tropezar este domingo y, tras caer la semana pasada en Sassuolo, no pasó del 2-2 contra el Torino, en una segunda jornada de la liga italiana en la que el Fiorentina goleó 6-1 al Chievo con el técnico del Atlético Madrid, el argentino Diego Pablo Simeone, en la grada.

El arranque de temporada sigue siendo muy amargo para el Inter, que tras un millonario mercado de fichajes veraniego esperaba salir lanzado en la nueva campaña y que, en cambio, desaprovechó una ventaja de dos goles y salió de San Siro ante la sonora pitada de su afición.

La segunda jornada de la Serie A (Primera División) se abrió el sábado con los triunfos del Juventus, que ganó 2-0 al Lazio sin gol del portugués Cristiano Ronaldo, y del Nápoles, que doblegó 3-2 al Milan tras remontar un 0-2 adverso.

Tras la pobre imagen mostrada en la derrota de Sassuolo, el Inter salió este domingo con un 3-4-3 que tenía en la delantera al argentino Mauro Icardi, el croata Ivan Perisic y Matteo Politano y empezó el choque de la mejor manera, al irse al descanso por delante 2-0.

Perisic, a pase de Icardi, y el holandés Stefan De Vrij ilusionaron a la hinchada milanesa con dos dianas en la primera media hora, pero el Inter naufragó en el primer momento en el que el Torino, con valentía, reaccionó.

Una mala salida del meta esloveno Samir Handanovic propició el gol del 1-2 de Andrea Belotti en el 55 y de allí el Torino tomó el mando del encuentro, hasta lograr el empate en el 68 por medio del francés Soualiho Meite.

Los visitantes hasta asustaron a los milaneses con el posible tercer gol, aunque el Inter logró aguantar y lanzarse tímidamente al ataque en los últimos minutos, sin poder evitar otro grave tropiezo en este arranque de temporada.

El equipo del técnico Luciano Spalletti salió del campo ante una dura pitada de su afición, que confiaba este año en poder tutear al Juventus en la lucha por el título y que ya está a cinco puntos de distancia del vigente campeón de Italia.

Completamente distinto es el estado de ánimo del Fiorentina, que con el argentino Germán Pezzella como capitán y Diego Simeone en la grada para ver a su hijo Giovanni, arrolló 6-1 al Chievo Verona.

El técnico del Atlético Madrid aprovechó su día de descanso para viajar a Toscana y visitar primero Pisa, donde empezó en 1990 su trayectoria italiana, y luego Florencia, en la que asistió en directo al gol de su hijo Giovanni, que puso la guinda al 6-1 del Fiorentina.

La diana del “Cholito” (m.93), dedicada a su padre, llegó después de los goles del serbio Nikola Milenkovic (m.8), el brasileño Gerson Da Silva (m.42), Marco Benassi (m.49 y m.90) y Federico Chiesa (m.72).

Triunfo también para el Génova, que derrotó 2-1 al Empoli, en un encuentro marcado por el recuerdo de los 43 muertos provocados por el trágico desplome del genovés Puente Morandi, ocurrido el pasado 14 de agosto.

La afición del estadio Marassi mantuvo el silencio durante los primeros 43 minutos, en honor a los fallecidos, y se unió en un intenso aplauso cuando el marcador del coliseo enseñó los nombres de las víctimas de la tragedia.

En ese contexto, el polaco Krzysztof Piatek, fichado por el Génova tras marcar 21 goles en la liga de su país con el Cracovia, y el joven marfileño Cristian Kouamé (m.18), decidieron un partido controlado con autoridad por los genoveses.

Primera victoria en la Serie A para el técnico del Udinese, el español Julio Velázquez, cuyo equipo se impuso por 1-0 contra el Sampdoria gracias a un solitario gol del exjugador argentino del Valencia Rodrigo De Paul.

El delantero de Sarandí, formado en el Racing de Avellaneda, empezó lanzado la nueva campaña y ya lleva dos goles en otros tantos partidos de la Serie A, tras el que endosó la semana pasada al Parma.

Los partidos dominicales registraron además un 0-0 entre el recién ascendido Frosinone y el Bolonia, en un partido disputado en el campo neutro de Turín y a puerta cerrada, y un espectacular 2-2 entre Cagliari y Sassuolo, con empate visitante firmado de penalti por el ghanés Kevin Prince Boateng en el 99.

El Spal de Ferrara, por su parte, encadenó su segunda victoria consecutiva al ganar 1-0 al Parma con diana decisiva de Mirko Antenucci.

El programa de la segunda jornada se completará este lunes con el Roma que recibirá en el Estadio Olímpico al Atalanta del argentino Alejandro “Papu” Gómez.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.