Si bien el numero siete es considerado el de la suerte, para el Tío Simón el ocho fue el que marcó su vida. Nació el día ocho, a las ocho de la mañana, del mes ocho (agosto de 1928) y fue uno de los ocho hijos de Juan y María.

La muerte de su padre hizo que trabajara desde muy joven, por lo que empezó a laborar en la Orquesta Siboney de San Juan de los Morros y fue allí donde comenzó su carrera de cantante.

Con los años, hizo notar la querencia por su llano y en 1954 compuso “Tonada del Cabrestero”, fue la primera de una serie de tonadas que popularizaron al Tío Simón.

El cantante fallece el 19 de febrero de 2014, deja más de 70 producciones discográficas, un Grammy y el aporte inigualable a la música venezolana que está presente en cada compatriota del mundo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.