Hijo de Maduro
Nicolás Ernesto Maduro Guerra, hijo del presidente de Venezuela. Foto: Archivo

Nicolás Ernesto Maduro Guerra, hijo del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, ha recurrido a la Justicia española para perseguir a la abogada Tamara Sujú, quien es una activista contra el régimen de su padre.

«Nicolasito», como es conocido para diferenciarlo de su progenitor, ha interpuesto una demanda contra la abogada penalista Tamara Sujú, excolaboradora de Juan Guaidó, quien se ha convertido en una de las más activas opositoras en el extranjero.

El vástago de Maduro ha presentado una demanda de conciliación previa a la interposición de una querella por injurias contra Sujú después de que ésta escribiera un tuit hace casi un año, el 21 de enero de 2021, en el que atribuía a Nicolasito «la pertenencia a una banda u organización criminal mafiosa», publicó El Mundo.

Concretamente esta activista publicó en la red social Twitter que «Nicolás Maduro ajusta su banda mafiosa, luego de la captura de Álex Saab», considerado el testaferro del presidente y que se encuentra en estos momentos en una prisión de Estados Unidos.

Sujú añadió que Maduro recurrió al aludido «reajuste» para «no perder el control por las pugnas internas que hay en la banda criminal que él mismo encabeza y seguir negociando lo que queda en el Banco Central de Venezuela, el oro, riquezas, petróleo, etc». A continuación publicaba una fotografía de Nicolás Maduro Jr. junto a las de Saab, la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

El hijo de Maduro sostiene en su denuncia que dichas manifestaciones constituyen un atentado contra su honor ya que, siempre según él, son falsas y constituyen en sí mismo afirmaciones de extrema gravedad. Por ello exige además a Sujú, asistida por el bufete Cremades & Calvo Sotelo, que se se retracte de las manifestaciones sin perjuicio de la acción que esta parte se reserva para exigir la responsabilidad civil derivada del daño. «Se adelanta», añade la demanda, que baraja acudir a la «vía penal y civil para solicitar una indemnización».

Lea la nota completa en El Mundo




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.