Primero eran barcos de guerra iraníes los que serían enviados a Venezuela y ahora es Rusia la que envía dos bombarderos capaces de llevar armas nucleares. El régimen de Nicolás Maduro está tratando de mostrar al mundo que aún cuenta con amigos dispuestos a salir en su defensa ante temores de una intervención extranjera.

Y aún cuando la gran mayoría de los países latinoamericanos insisten en que una intervención de ese tipo no está siendo discutida para poner fin a la aguda crisis venezolana, la señal que proviene de Venezuela es que el régimen lo ve como un peligro inminente.

“Nos estamos preparando para defender Venezuela hasta el último palmo cuando sea necesario, y eso lo vamos a hacer con nuestros amigos, porque tenemos amigos en el mundo”, dijo el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino, al recibir el destacamento ruso.

A Venezuela arribaron dos bombarderos estratégicos rusos Tu-160, que aterrizaron el lunes en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía tras un vuelo de 10,000 kilómetros. Las aeronaves tienen capacidad de transportar misiles crucero con ojivas nucleares en un radio de 5,500 kilómetros. Esta clase de bombarderos participaron en la campaña rusa en Siria, donde lanzaron misiles crucero Kh-101 armados con ojivas convencionales.

Asimismo, el ministerio de Defensa anunció que un avión de carga An-124 Ruslan y un avión de pasajeros Il-62 acompañaron los bombarderos a Maiquetía.

Según el Ministerio de Defensa de Rusia, el país envió a Caracas una escuadrilla de aviones que incluía los dos bombarderos.

Los aviones llegaron a Venezuela una semana después que Irán anunciara planes para enviar dos o tres de sus nuevos destructores furtivos de nueva generación, que utilizan tecnología para evitar ser detectados por radares.

El subcomandante de la Armada iraní, el contralmirante Touraj Hassani Moqaddam, dijo que la misión en Venezuela de estas naves —con capacidad de portar helicópteros, lanzar torpedos y derribar aviones— podría durar cinco meses.

Leer más aquí  El Nuevo Herald




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.