COMPARTE

Tras una etapa diplomáticamente complicada en Birmania, el papa Francisco llegó este jueves al vecino Bangladesh, tierra de éxodo de cientos de miles de rohinyás que huyeron de la violencia en Birmania.

El avión del jefe de la Iglesia católica aterrizó en Daca en torno a las 2:25 PM hora local, procedente de Rangún.

El pontífice argentino permanecerá en la capital bangladesí hasta su salida hacia Roma el sábado por la tarde.

Bangladesh, que tiene una población de 160 millones de personas, es uno de los países más pobres del mundo y uno de los más expuestos al cambio climático.

Desde hace tres meses el país tiene que lidiar, además, con la llegada masiva de rohinyás procedentes de Birmania.

Se estima que más de 620 mil personas de esta minoría musulmana apátrida llegaron al país desde finales de agosto, para escapar a la violencia del ejército birmano que la ONU calificó de limpieza étnica.

Desde entonces, viven en la miseria, hacinados en campamentos del tamaño de ciudades, donde dependen de la distribución de alimentos.

Esta crisis humanitaria, una de las más graves en lo que va de siglo XXI, es el telón de fondo de la visita del pontífice de 80 años.

Antes de emprender el viaje, el papa argentino celebró este jueves por la mañana una última misa que congregó a varios centenares de fieles en la catedral Santa María de Rangún.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.