El papa Francisco pidió este domingo que en las casas no se desperdicie la comida que sobra y recomendó darla a otras personas que lo necesiten o volverla a cocinar, tras el rezo del Ángelus dominical en la plaza de San Pedro del Vaticano.

El pontífice basó su discurso en el episodio del Evangelio en el que Jesús de Nazaret multiplicó los panes y los peces y recordó a “la gente que tiene hambre” en el mundo actual.

“¿Cuántas sobras de comida desperdiciamos? Que cada uno piense dónde acaban los alimentos que sobran en la comida o la cena ¿Qué hacemos en casa con las sobras?”, cuestionó el papa ante los 25 mil fieles que le escuchaban, según cifras de la Gendarmería vaticana.

Francisco aconsejó preguntar qué se hacían con la comida que sobraba a los abuelos que vivieron las penurias de la posguerra.

“No desperdiciéis nunca la comida que sobra. O se vuelve a hacer o se da a quien pueda comerlo, a quien lo necesite. No tiréis nunca las sobras”, zanjó el papa, que llamó a sus fieles a realizar un “examen de conciencia” sobre sus hábitos en este sentido.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.