El papa Francisco recordó hoy en una misa en Kaunas, en la católica Lituania, ante unas 100.000 personas, los horrores que sufrieron las pasadas generaciones durante la ocupación y como “les tambaleó la fe”.

En el segundo día del viaje que le llevará a Lituana, Letonia y Estonia, Francisco se trasladó a la ciudad de Kaunas para encontrarse con la comunidad católica, el 80 por ciento de la población.

Foto EFE

En el parque Santakos, donde también celebró misa el papa Juan Pablo II hace 25 años, Francisco afirmó en su homilía que “la vida cristiana siempre pasa por momentos de cruz, y a veces parecen interminables”, en referencia a los años de la ocupación soviética.

“Las generaciones pasadas habrán dejado grabado a fuego el tiempo de la ocupación, la angustia de los que eran deportados, la incertidumbre de los que no volvían, la vergüenza de la delación, de la traición”, recordó Francisco a los fieles.

Sufrimientos, que dijo el papa, a muchos les hizo “tambalear” la fe “porque no apareció Dios para defenderos; porque el hecho de permanecer fieles no bastó para que él interviniera en vuestra historia”.

“Kaunas sabe de esto; Lituania entera lo puede testimoniar con un escalofrío ante la sola mención de Siberia, o los guetos de Vilna y de Kaunas, entre otros”, señaló Francisco al hacer también referencia a los años de la invasión nazi y del exterminio de los judíos.

En el parque Santakos también se pudo ver una bandera de Israel llevada por un grupo de judíos, a quienes Francisco recordará por la tarde al detenerse frente al monumento frente al Gueto de Vilna y que recuerda el Holocausto lituano.

En su homilía también Francisco animó a los fieles a evitar “un actitud estéril y vanidosa, que renuncia a implicarse en la construcción del presente al perder el contacto con la realidad” o convertirse en esos “expertos espirituales”, que solo juzgan y dicen “lo que habría que hacer”.

Y que no se pueden hace los “distraído” ante “las minorías étnicas de nuestra ciudad, o aquellos desocupados que deben emigrar” o “los ancianos solos, o los jóvenes que no encuentran sentido a la vida porque perdieron sus raíces”. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.