La falla de borde en la carretera que conduce a la urbanización Altamira, en Naguanagua, crece con cada lluvia. Foto cortesía

Los vecinos de la urbanización Altamira, en el sector La Entrada de Naguanagua, siguen esperando soluciones, luego que la única carretera que conduce hacia unas 30 casas que la conforman se socavara. El riesgo de quedar incomunicados está latente.

Tras las fuertes lluvias, la madrugada del pasado jueves parte de la carretera cedió, tras presentar una falla de borde desde hace tiempo. Desde entonces, el terreno se ha ido socavando más y la preocupación de los vecinos crece, pues de acuerdo con una inspección de los Bomberos, de continuar «cayendo» la vía, los residentes de la parte más alta de la urbanización deberán desalojar sus hogares.

Foto cortesía

Se conoció que, luego de una revisión por parte de los Bomberos de la Universidad de Carabobo, estarían levantando un informe para consignar ante lo organismos competentes a fin de que alguno solucione el problema. Mientras tanto, siguen esperando.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.