Tour de Francia. / Foto archivo

Con mascarilla, fuera de sus fechas, cargado de incógnitas sanitarias y deportivas, la 107 del Tour de Francia saldrá este sábado de Niza dispuesto a salvar la prueba estandarte del ciclismo. Lo hará con dudas y expuesto a todo tipo de sorpresas.

Las medidas sanitarias son estrictas y eso enseguida se percibe apenas aterrizar en la turística ciudad de la Riviera francesa, en su día refugio de artistas como Matisse ó Chagall, y a partir del sábado sede de la salida de la “Grande Boucle” con los artistas del pedal.

La pandemia del coronavirus ha marcado y marcará las tres semanas de competición. El pelotón vivirá pendiente de los controles del virus, lo mismo que cualquier sector del entorno organizativo y medios que siguen la carrera.

Asumida la compañía del riesgo, la carrera está prevista del 29 de agosto al 20 de septiembre. Los ciclistas llegan con menos días de rodaje por un calendario transformado y comprimido por las circunstancias. Una planificación antitécnica puede comprometer el espectáculo y provocar sorpresas inesperadas.

Fernando Saldarriaga, técnico colombiano, formador entre otros de ciclistas como Nairo Quintana, Sergio Higuita ó Esteban Chaves, señaló recientemente en una videoconferencia con EFE que el calendario y cambios adaptados a la idea de salvar al ciclismo puede ir en detrimento del espectáculo.

¿Un Tour de sorpresas?

La adaptación fisiológica, el tiempo, los planes especiales de entrenamiento son factores que pueden desembocar en hechos inesperados.

“Puede ser que líderes que estaban pronosticados para ganar no lo vayan a hacer” en un Tour en el que podrá sentirse calor seco y sofocante entre finales de agosto y el mes de septiembre.

Los grandes favoritos van a llegar con interrogante. El reciente Dauphiné destapó las dudas. El colombiano Egan Bernal se retiró con molestias en la espalda y su equipo, el Ineos (exSky) dominador de los últimos 8 Tours, fue superado por el Jumbo Visma.

¿Cómo llega Bernal al Tour?. ¿Podrá defender el título a sus 23 años?. ¿Le responderá su equipo con su rol habitual de dominador absoluto?.

Son dudas deportivas acentuadas por la irrupción del esloveno Primoz Roglic como serio aspirante al frente del Ineos. Pero el ganador de la Vuelta 2019 no terminó el Dauphiné tras sufrir una dura caída. Hay incógnitas sobre su recuperación, hasta el punto de que han surgido dudas respecto a su concurso.

El Tour espera el duelo Bernal-Roglic, y por otra parte la confrontación entre Ineos y Jumbo Visma. La escuadra británica sin Thomas ni Froome, pero con el ecuatoriano Richard Carapaz reclutado a última hora.

Decisión lógica tras el “baño” del Jumbo al Ineos en el Dauphiné. Los hombres de Roglic se vinieron arriba con la participación estelar del neerlandés Tom Dumoulin y del estadounidense Sepp Kuus.

Otros expertos apuntan otro factor que puede afectar al Tour y que ya está marcando la temporada: las caídas. En un año extraño el pelotón ha estado muy alejado de las competiciones y ahora retoma las carreras con hambre. El hábito de ir en el pelotón se desajusta por la falta de rodaje, los nervios afloran por el propio acontecimiento, o debido a que muchos van a terminar contrato y se quieren ganar la renovación.

Hasta el momento, las temporada ha dejado un buen número de caídas, además de importancia. Baste recordar la del holandés Jakobsen en la Vuelta a Polonia o la del belga Remco Evenepoel en Il Lombardía.

Los jóvenes piden paso

En plena época de la ‘revolución de los jóvenes’, el Tour ofrecerá una escenario único para algunos corredores que vienen lanzados. Fernando Saldarriaga comenta que en la carrera “atípica” que se prevé en Francia “los jóvenes van a tratar de imponer condiciones”.

“Ahora hay gente sin tapujos, a la que pones a romper una carrera en el kilómetro 102-103 y así falten 100, la rompen”, dijo.

Añadió que los jóvenes, como el esloveno Pogacar, “son atrevidos porque así vayan muy mal, no van a perder la oportunidad de brillar. Y cuando ven que el líder no está sólido, no puede responder, ellos van a hacerlo, así vayan al tope de sus condiciones. Ellos se quieren comer el mundo”, enfatizó.

El Tour 2020 pondrá parte de la atención en las nuevas estrellas del ciclismo, un apartado en el que brilla el grupo de colombianos encabezado por Egan Bernal (23 años), candidato número uno, los jóvenes del Education Firts Sergio Higuita (23) y Daniel Martínez (24), ganador del Dauphiné, y el debutante Harold Tejada (23), incluido en el Astana. Sin olvidar a Pogacar, quien llega con ambiciones elevadas al frente del UAE Emirates.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.