(Foto Referencial)

El autodenominado Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio declaró que Nicolás Maduro “dejó de ser presidente” al estar inhabilitado para las elecciones pasadas e instó a la Asamblea Nacional a nombrar su reemplazo para “llenar ese vacío de poder”, informó hoy a Efe el magistrado Antonio Marval.

Marval explicó que los magistrados en el exilio consideraron en un fallo de esta semana que “en Venezuela no hay presidente” teniendo en cuenta que la Asamblea Nacional los autorizó a que procedieran con el “enjuiciamiento del presidente, previa querella intentada por la (destituida) fiscal general Luisa Ortega Díaz”.

Según el magistrado, eso trae como consecuencia que “Maduro estaba suspendido del cargo e inhabilitado, y no podía entonces ir a otro proceso electoral”, como las elecciones presidenciales de mayo pasado, en las que fue reelegido.

Marval señaló que el fallo del Tribuna Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio también viene concatenado con la decisión del 9 de enero de 2017 de la Asamblea Nacional que determinó que hubo “abandono del cargo” por parte de Maduro.

El magistrado matizó que el cargo le hubiera correspondido al entonces vicepresidente, Tareck El Aissami, pero que “también está inhabilitado por su doble nacionalidad libanesa-venezolana y porque es investigado por delitos internacionales”.

Marval aseguró además que la excanciller Delcy Rodríguez, quien reemplazó a El Aissami en la Vicepresidencia, también es producto de una “elección ilegítima” y que “no hay cómo cubrir el vacío de poder”.

La sentencia, firmada por 25 de los 27 magistrados en el exilio, está siendo notificada, entre otros, a la fiscal Ortega, que fue destituida del cargo después de mostrar diferencias con el Gobierno, pero que es considerada “legítima” por el TSJ en el exilio.

El magistrado informó que organismos internacionales ya están siendo notificados de la sentencia y que algunos ya se han pronunciado al respecto. Es el caso de Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Almagro señaló que la decisión es “coherente” con la resolución de la Asamblea de la OEA del pasado 5 de junio que rechazó las elecciones presidenciales de mayo pasado.

Los magistrados del TSJ en el exilio, al que autocalifican de “legítimo”, denunciaron en junio pasado el “fraude” de las elecciones de mayo pasado en las que fue reelegido Maduro, y pidieron una investigación a las autoridades electorales.

Marval detalló que 13 de los magistrados en el exilio están en EE.UU., 6 en Chile, 4 en Colombia y otros 4 en Panamá.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.