Foto: Referencial

El DT uruguayo Oscar Tabárez, de 71 años de edad, dirigirá por cuatro años más la selección uruguaya, una noticia largamente esperada por muchos hinchas que vieron cómo bajo su batuta la celeste recuperó posiciones en el fútbol mundial.

Este maestro de escuela que viró a técnico de fútbol tiene como frase de cabecera “el camino es la recompensa”, y la aplica cada vez que le preguntan sobre la dificultad de un partido o de un desafío deportivo mayor como un campeonato del mundo.

Para él, la experiencia es la base sobre la que se construye el éxito.

Así, cuando Francia, a la postre campeona del Mundo en Rusia 2018, eliminó a Uruguay en cuartos de final, una de sus reflexiones basada en esta filosofía dio la vuelta al mundo.

La derrota “no significa que se haya fallado en el proceso de 12 años de devolver a Uruguay a la élite del fútbol mundial. (…) Hoy se terminó un sueño, pero vendrán otros y hay que tratar de prepararlos”, dijo en aquel momento.

Este viernes, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) le renovó su contrato hasta la Copa Mundial en Qatar-2022.

– Más que resultados –

El técnico logró mucho más que un resultado deportivo en Rusia 2018: con su estilo austero, el DT consagró valores de superación colectiva que para muchos en Uruguay resultan inspiradores más allá del ámbito del fútbol.

Parco en sus respuestas, mesurado en sus festejos, estricto en sus programas, el ‘maestro’ se ha convertido en un referente que pregona usos, patrones de conducta y hasta modelos de comportamiento.

Los libros sobre su vida, su trayectoria y su ‘proceso’, como le llaman a sus 12 años al frente del combinado nacional, desde 2006, se multiplicaron a la velocidad de las expectativas de los uruguayos sobre el futuro de su selección.

– Un estilo –

Tabárez dirige equipos en los que la defensa es el mejor ataque, y la planificación el mejor argumento. Aunque claro, en los últimos tiempos ha contado con tres o cuatro ‘herramientas’ envidiables para cualquier entrenador: el explosivo Luis Suárez, el potente Edinson Cavani, y la capacidad de creación de fútbol y visión de campo que tuvo Diego Forlán, hoy retirado de la celeste.

Junto a ellos, Diego Lugano, el capitán ahora retirado, y el actual portador de la banda Diego Godín, ambos sólidos zagueros, llevaron a Uruguay a conquistar la Copa América 2011 y clasificar a cuatro mundiales consecutivos. Un cuarto puesto en Sudáfrica 2010 y la quinta posición en Rusia 2018.

Pero, aunque tiene estrellas individuales, Tabárez siempre resalta el valor del equipo.

La selección uruguaya logró “retomar el hilo que se rompió en algún momento” y la “separó de los grandes triunfos de la primera parte del Siglo XX”, afirmó alguna vez.

Es que Tabárez tiene un ‘método’.

“El modelo Tabárez es algo muy sencillo que se puede llevar a cabo con voluntad y si quienes lo hacen pueden acompañarlo”, explicó luego del Mundial a la AFP Luis Inzaurralde, coautor junto a Jorge Señorans del libro “Maestro. El legado de Tabárez”.

La estrategia es que, “para el lugar que sea, público o privado, haya una persona idónea, con objetivos claros, y que lleve adelante el proyecto independientemente de que ese proyecto pueda en un momento no ser tan exitoso como se esperaba”. A eso se resume, explicó Inzaurralde, periodista y escritor.

Y con su método bajo el brazo, Tabárez se ha ganado el respeto de propios y ajenos. Ahora buscará seguir haciendo historia con la celeste por cuatro años más.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.