Foto: @RCDeportivo

El internacional venezolano Christian Santos, delantero del Deportivo de La Coruña, ha recuperado la felicidad en el conjunto español después de haber iniciado mal su etapa como blanquiazul.

Llegó desde el Alavés con el objetivo de ser un jugador importante en A Coruña, pero se lesionó en pretemporada y después no se adaptó al sistema de juego que propuso su entrenador, Natxo González, sin un delantero de referencia, con un 4-3-1-2 en rombo.

Con solo dos partidos como titular en la primera vuelta, Santos se quejó a finales de noviembre en una entrevista con ‘el desmarque’ en la que decía que en el Deportivo los delanteros eran “más extremos que puntas” y él no se sentía “cómodo”.

Sus palabras llegaron al técnico, que le respondió públicamente con una advertencia: o se amoldaba al equipo, o no iba a tener posibilidades de jugar.

Venía de haber sido titular por segunda vez en la temporada ante el Almería y suplente frente al Atlético Osasuna y su protagonismo aun fue a menos tras sus críticas: no salió al césped ante el Rayo Majadahonda, jugó siete minutos contra el Numancia y se quedó en la grada en tres encuentros seguidos: Zaragoza, Cádiz y Lugo.

En esos momentos, incluso se hablaba de la posibilidad de que fuera uno de los movimientos del equipo en el mercado invernal, pero su situación cambió drásticamente desde esa mala racha.

Se puso en manos de un coach, recuperó la sonrisa y recondujo la relación con el entrenador y con el grupo.

Después de los tres partidos sin entrar en la convocatoria, tuvo un cuarto de hora en Mallorca, media ante el Albacete y fue titular ante el Sporting de Gijón, donde marcó su tercer gol de la temporada, el que le dio el triunfo a su equipo (1-2).

“Fue un gol importante para conseguir tres puntos importantes. Estoy alegre, feliz por los compañeros. Espero que pueda continuar así y dar alegrías a la afición. Estoy feliz de poder sumar. Eso es lo más importante. Lo puedo hacer con goles, participación o estar fuera sumando, lo que me pidan”, explicó el propio Christian Santos tras el encuentro.

El cambio de Christian lo explicó su técnico antes del desplazamiento a Asturias, donde le situó en la posición que más le conviene, como delantero de referencia.

“Es otro, más feliz en el día a día. Se ha dado cuenta del camino en que estaba. No hablo de lo profesional y la actitud porque siempre ha sido profesional, pero emocionalmente le costaba gestionar ciertas situaciones que no le llevaban a ningún sitio”, sostuvo el preparador deportivista.

Y lo ratificó el capitán del equipo, Álex Bergantiños, que también anotó en Gijón: “En la primera vuelta estaba cabizbajo y ha pegado un cambio brutal en cuanto a actitud, todas las mañanas llega con una sonrisa, nos saluda a todos, y es fundamental estar contento para ayudar al grupo. Como jugador, sabemos que es importantísimo porque tiene mucho gol”.

Christian Santos disipó cualquier tipo de dudas respecto a su futuro (“Me quedo seguro”), convencido de poder ser el mejor fichaje invernal de su propio equipo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.