(Foto referencial)

El boicot de la oposición a las elecciones presidenciales del 22 de abril podría deslegitimar una reelección de Nicolás Maduro, pero también la debilitaría aun más sin un plan para seguir presionando por comicios equilibrados, según analistas consultados por la AFP.

– ¿Qué gana la oposición con no ir a las presidenciales? –

Al negarse a acudir a las elecciones anticipadas, los principales partidos de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) buscan quitarle a Maduro la legitimidad de origen a su posible reelección por seis años más.

“Si Maduro se queda peleando con una sombra no estará cómodo y entrará en una deriva de ilegitimidad”, señaló el politólogo Édgard Gutiérrez, director de la encuestadora Venebarómetro.

Sin embargo, marginarse solo es efectivo si la oposición articula un movimiento de lucha para desprestigiar los comicios y lograr condiciones para una elección competitiva en el futuro, indican los expertos.

Sin un plan claro para la reactivación de la sociedad y la generación de más presión, entonces (retirarse) es una decisión pésima que debilitará a la oposición, advirtió Félix Seijas, director de la firma Delphos.

La MUD, en consecuencia, debe aclarar si su postura es de abstención pasiva o activa, si conlleva un nuevo incremento de la protesta en la calle o de la conflictividad con el gobierno, apuntó el consultor político Oswaldo Ramírez.

La abstención activa parece ser la opción: la MUD anunció la creación de un frente amplio nacional, con fuerzas sociales y políticas, para alcanzar este año elecciones limpias.

Pero para ello tiene el gran reto de reanimar a sus seguidores, decepcionados tras más de cuatro meses de duras protestas que dejaron unos 125 muertos en 2017, sin lograr su objetivo de sacar a Maduro del poder.

– ¿Qué pasa si Maduro encuentra oponente? –

La oposición dejó el miércoles una ventana abierta y retó a Maduro a que se mida contra el pueblo en elecciones de verdad. Si el gobierno da condiciones electorales, afirma, irá a los comicios.

“Es la ruta adecuada: plantea condiciones para que la elección sea legítima y reconocida”, dijo a la AFP Luis Vicente León, director de Datanálisis. La MUD exige, entre varias demandas, observación internacional, auditorías y un poder electoral “equilibrado”.

Pero aún si el gobierno no cede, grupos minoritarios opositores probablemente competirán en las presidenciales, opinó Ramírez. Se trata del partido Avanzada Progresista, del exgobernador disidente del chavismo Henri Falcón, y de agrupaciones que lo apoyan como Copei y MAS (excluidas de la MUD).

“Probablemente inscriba su candidatura y vaya midiendo los tiempos, para intentar conseguir condiciones”, estimó el consultor político.

Falcón mencionó el pasado martes que hay conversaciones para lograr garantías, como postergar la fecha. “Nicolás te voy a derrotar con todo y tus trampas”, escribió el jueves en Twitter el político, miembro de la MUD.

El politólogo Nicmer Evans -disidente del chavismo y fuerte crítico de Maduro- opinó que la participación de Falcón y del pastor evangélico Javier Bertucci, le servirá al gobierno para legitimar el proceso.

“Le permitiría encontrar una excusa internacional para justificar su elección”, sostuvo.

Sin embargo, Gutiérrez considera que aunque Falcón se inscriba, la comunidad internacional entendería que la elección sigue siendo ilegítima porque fue convocada de forma adelantada por la Asamblea Constituyente, desconocida por varios países y la oposición.

León no descarta que Falcón consiga ciertas garantías y compita. “Al gobierno le interesa la participación de un opositor. Con la oposición fracturada, puede ceder en cambios, pues su riesgo es controlado”, apuntó.

– ¿Cómo queda el gobierno tras la decisión de la MUD? –

Maduro, compitiendo en solitario, enfrentará los riesgos de una implosión en las filas del chavismo, según el analista Luis Vicente León.

“Por primera vez en 20 años los chavistas -fuera de la cúpula- tendrán que decidir si siguen apoyando a Maduro en una elección que lejos de ayudar, los deslegitima más” y podría traer sanciones de varios países contra funcionarios, indicó.

Pero Evans cree a que a Maduro la presión internacional lo tiene sin cuidado. “No hay gobierno totalitario que logre serlo sin aislarse. Lo que realmente le interesa es construir una oposición a su medida y eso lo logrará si un sector participa”, agregó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.