COMPARTE

Un buque procedente de Venezuela arribó el 17 de noviembre al Puerto Cortés, en Honduras, con mil 300 kilos de cocaína líquida, reportaron las autoridades policiales del país centroamericano.

Según un diario local, la cocaína decomisada tiene un novedoso ingrediente criminal: droga líquida mezclada en 40 barriles llenos de grasa industrial o automotriz.

El decomiso fue confirmado por autoridades de la antigua Policía Nacional de Fronteras, conocida ahora como Dirección Nacional de Servicios Especiales Fronterizos (Dnsef).

Esta incautación sería la primera de este tipo que se registra en el país, donde los entes de investigación policial y contra el crimen organizado descubren ese tipo de sustancia, hecha a base de cocaína, pero no en polvo o pasta, sino en líquido y camuflada en ese tipo de sustancia como la grasa, con la cual las redes del narcotráfico evadían hasta el profundo olfato de los perros dedicados a la búsqueda de estupefacientes.

El buque zarpó de Maracaibo y está a nombre de la empresa Suministros y Logística G&M. El cargamento tenía como destino la empresa Bapisa S. de RL, ubicada en el barrio Medina de San Pedro Sula, a nombre del ingeniero Carlos Acosta Rivera, de acuerdo con la información proporcionada por las autoridades, señalan los medios locales.

Lo decomisado alcanzaría un valor de 25,3 millones de dólares.

Leer más: Panorama




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.