Un hombre herido sirio observa cómo los civiles se reúnen en el frente occidental después de huir del centro de Raqa el 12 de octubre de 2017. (AFP)

Unas 18 personas murieron el jueves al explotar un coche bomba cuyo objetivo era un convoy de desplazados sirios en el noreste de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que atribuyó el atentado al grupo Estado Islámico (EI).

El ataque tuvo lugar en el sur de la provincia de Hasaké, en un sector donde los desplazados que huyen de los combates en la región de Deir Ezzor (este) acostumbran a agruparse antes de ser autorizados a entrar en los campos de refugiados, indicó el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

La explosión causó “al menos 18 muertos entre los desplazados y los asayesh (fuerzas de seguridad kurdas)”, precisó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.