Sin luz. (Foto Referencial)

Este jueves en horas de la noche el servicio eléctrico volvió a fallar en distintas comunidades de Valencia y Naguanagua, según reportes de varios usuarios de las redes sociales, causando además varias explosiones en postes y tanquillas.

A través de la red social Twitter, los afectados colgaron videos en los que se observa el momento en el que se producen descargas eléctricas en repetidas ocasionan. Incluso una de las vecinas menciona hasta 14 seguidas.

También se pudo conocer que urbanizaciones de la parroquia San José de Valencia, hubo varios estallidos que se escucharon presuntamente de las tanquillas de electricidad en Altos de Prebo, calle 130, La Trigaleña, Prebo II Norte, Trigal Norte. Igual ocurrió en parroquia Rafael Urdaneta, Parque Valencia, sectores 22 y 23, causando detonaciones.

“Diosito que no llueva” porque se va la luz

“Diosito que no llueva”, es el ruego de un vecino en el municipio Naguanagua, convencido de que cada vez que cae la lluvia la electricidad se va por horas.

En este municipio las personas denuncian que ha permanecido en los últimos meses hasta 24 horas sin el servicio de luz, sin que a la fecha se sepan, a ciencia cierta, las verdaderas razones de esta calamidad que afecta igualmente a los habitantes de Valencia y San Diego.

A esto se suma el pésimo servicio de Internet y la telefonía.

Aunque las interrupciones están lejos de ser programadas, éstas se repiten de manera intermitente todas las semanas, disminuyendo así la calidad de vida de los usuarios y todo lo que ello implica en las tareas que deben cumplirse en plena cuarentena obligatoria.

No existe día ni hora fija para los apagones

No existe día ni hora fija, lo cierto es que las fallas del sistema persisten sin ninguna solución visible, a pesar de que la empresa eléctrica anunció todos los meses mejoras y mantenimiento preventivo en redes eléctricas en distintos municipios carabobeños.

En Naguanagua, varios sectores, Colinas de Girardot, La Entrada, Tazajal, Guayabal quedaron a oscuras y en lo que va de semana ni siquiera cuentan con agua potable, a pesar de los anuncios de Hidrocentro de que este jueves se normalizaría el servicio.

Sus habitantes incluso afirman que no hallan dónde meterse debido a la ola de zancudos que se desata cuando se les va la electricidad, por la falta de brisa y el excesivo calor.

Por otro lado los carabobeños lamentan que se cansan de llamar para reportar la falla a los teléfonos que son compartidos en las redes de la empresa Corpoelec, sin ninguna respuesta, ya que simplemente no son atendidos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.