Foto cortesía

Tras supuestamente enfrentarse a tiros con funcionarios del Departamento de Inteligencia y Estrategias Preventivas de la Policía Municipal de Guacara, murió el pasado miércoles un sujeto apodado “el Chandy”.

Al suministrar la información, el director del cuerpo policial, Domingo Chávez, identificó al occiso como Alexander Parra de 21 años, quien supuestamente estaba involucrado en un doble homicidio ocurrido en ese municipio.

Según el comisario Chávez, el hecho ocurrió en el sector Capeminfra, al sur de Guacara. Relató que gracias a diversas averiguaciones de comisiones especiales en la zona, los funcionarios policiales precisaron al hombre y le dieron la voz de alto.

Este hizo caso omiso al llamado, por lo que se inició una persecución. El presunto delincuente decidió enfrentar a los efectivos desenfundando un arma de fuego para, posteriormente, caer abatido en el lugar cuando los uniformados repelieron la acción.

Chávez detalló que Parra también presentaba registros policiales por el delito de tráfico de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, además de homicidio intencional ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, penales y Criminalísticas subdelegación Mariara y Valencia.

Durante el procedimiento se incautó un arma de fuego, tipo revólver. El caso fue referido a la Fiscalía 28 del Ministerio Público.

MUERTO A PUÑALADAS

Este jueves a las cinco y media de la mañana, murió en la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera, el joven Freddy José Yépez Medina de 22 años.

De acuerdo a lo indicado por sus familiares en los alrededores de la morgue, el muchacho estaba cuidando la casa de su suegro, en la vía a Vigirima de Guacara, cuando unos sujetos se metieron a robar. Al verse sorprendidos por el joven decidieron apuñalarlo en varias oportunidades.

Herido fue trasladado a la Chet, pero falleció.

Yépez Medina estaba cuidando la casa, porque desconocidos la habían desvalijados en otras oportunidades. Como habían recuperado algunos electrodomésticos, él decidió resguardarlos, pero encontró la muerte.

El joven era mecánico y dejó un hijo en la orfandad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.