(Foto referencial - El Comercio)
COMPARTE

El taxista Richard Medina Contreras (38) desapareció hace casi cuatro meses y hallaron su cadáver enterrado en un sector de Las Brisas de Charallave, municipio Cristóbal Rojas del estado Miranda.

Medina trabajaba por cuenta propia con su carro Chevrolet Corsa, dos puertas. Vivía en la calle 18 de Los Jardines del Valle, con su esposa, una hija de 7 años y demás familiares.

El 18 de mayo salió a trabajar y no volvió. Sus parientes lo buscaron inútilmente en hospitales, cuerpos policiales y habían perdido las esperanzas de encontrarlo hasta que recibieron una llamada del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), el jueves 7 de septiembre, notificándoles que habían hallado el cadáver y debían acudir a la morgue de Bello Monte para hacer los trámites legales y retirarlo.

Presumen que a Medina lo abordaron unos falsos clientes con el objetivo de robarlo, le quitaron la vida y descuartizaron el vehículo.

Las autoridades capturaron a cuatro implicados en el crimen y uno de ellos condujo a las comisiones al sitio donde habían enterrado al conductor. El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición y tuvo que ser sometido a experticias no rutinarias para su identificación en la medicatura de Bello Monte.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.