A propósito de Navalni, envenamiento confirmado o probable de personalidades rusas
/ Foto: Cortesía

El opositor ruso Alexei Navalni, internado este jueves en cuidados intensivos en estado grave y cuyo entorno afirma que resultó víctima de envenenamiento, ya había recibido un ataque en el verano (boreal) de 2019.

Varias personalidades rusas han resultado víctimas de envenenamiento, comprobados o sospechados, en el pasado reciente.

El presunto envenenamiento Alexei Navalni

El 28 de julio de 2019, Alexei Navalni, después encarcelado por convocar a una manifestación frente a la alcaldía de Moscú, terminó hospitalizado a causa de una misteriosa enfermedad. Sus párpados estaban hinchados y tenía múltiples abscesos en el cuello, la espalda, torso y codos.

Las autoridades mencionaban una “reacción alérgica grave”, pero los allegados al principal opositor al Kremlin afirman que probablemente se convirtió en víctima de “algún agente tóxico”. Los servicios sanitarios respondieron entonces que no habían encontrado “ninguna sustancia tóxica” en su organismo.

En 2017, Navalni tuvo que tratarse en España por una quemadura ocular que sufrió después de que lo rociaran con una tintura antiséptica.

Serguéi Skripal

El 4 de marzo de 2018, al ex agente doble ruso Serguéi Skripal y a su hija Yulia se les encontró inconscientes en un centro comercial de Salisbury (sur de Inglaterra) y se les hospitalizó en estado grave.

Londres acusó a Moscú de estar detrás de un envenenamiento utilizando Novichok, un poderoso gas agente nervioso fabricado en la época soviética, en represalia por su colaboración con la inteligencia británica. El Kremlin lo negó. Este asunto provocó una crisis diplomática.

Skripal y su hija abandonaron el hospital meses después. Su envenenamiento provocó una víctima colateral, una mujer que murió tras rociarse con lo que creía que era un perfume, y estaba dentro de un frasco recogido por su compañero.

En junio pasado, la policía antiterrorista británica renovó su llamado solicitando información sobre dos sospechosos rusos, supuestos miembros de la inteligencia militar de su país (GRU).

Piotr Verzilov

Piotr Verzilov, activista del grupo contestatario Pussy Riot, terminó ingresado en un hospital moscovita el 14 de septiembre de 2018, en una unidad de cuidados intensivos toxicológicos, en estado grave.

Rápidamente se le transfirió a un hospital en Berlín, en medio del caso Skripal. Los análisis médicos alemanes sugirieron que se trataba “muy probablemente de un caso de envenenamiento”.

Para su esposa de entonces, Nadejda Tolokonnikova, también militante de Pussy Riot, alguien en Rusia, tal vez una “agencia de las fuerzas de seguridad”, quiso asesinarlo. Para ella, le habían envenenado cuando asistía a su juicio en un tribunal de Moscú, el 11 de septiembre de 2018.

Alexandre Livinenko

El ex agente del FSB (servicios secretos rusos) Alexandre Livinenko, opositor al Kremlin en el exilio, murió en 2006 envenenado con polonio-210, una sustancia radiactiva extremadamente tóxica.

Una investigación británica, casi una década más tarde, señaló como culpables a dos rusos que habían tomado té con la víctima en un hotel y concluyó con que la responsabilidad fue de Moscú, que siempre lo ha negado.

El ucraniano Viktor Yúschenko

En 2004, el candidato opositor ucraniano Viktor Yúschenko, héroe de la Revolución Naranja, cayó gravemente enfermo en plena campaña para las elecciones presidenciales entre él y el favorito de Moscú, Viktor Ianukovich.

Médicos austriacos identificaron un envenenamiento por dioxinas tres meses después. Su rostro, entonces deformado y picado de granos como de viruela, aún mantiene trazas de la enfermedad.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.