(EFE)

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, reclamó hoy que Arabia Saudí le entregue a los sospechosos del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, ocurrido el pasado 2 de octubre en el consulado saudí de Estambul.

“Como el crimen sucedió en Turquía nosotros creemos que los criminales tienen que volver a Turquía. Hicimos una solicitud oficial pero los saudíes no los han devuelto, han declinado nuestra solicitud”, dijo Erdogan durante la rueda de prensa celebrada en Buenos Aires, al término de la cumbre de líderes del G20.

La Fiscalía saudí ha acusado a once personas por su implicación en el asesinato, cinco de los cuales se enfrentan a una posible pena de muerte, mientras Erdogan pide que sean juzgados donde se cometió el crimen.

Además, el presidente turco lamentó que durante el foro de jefes de Estado y de Gobierno, el príncipe heredero Mohamed Bin Salman, desligase a Arabia Saudí del asesinato del periodista Jamal Khashoggi con una “explicación increíble”.

(Bin Salman) “dijo que hasta que se pruebe no se puede culpar a Arabia Saudí”, detalló el mandatario sobre la respuesta que el príncipe pronunció ante el requerimiento del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, durante el foro internacional de Buenos Aires.

Erdogán reconoció que, aunque esto puede ser válido desde un punto de vista legal, tanto las evidencias como fuentes saudíes no oficiales admitieron que esta fue una “operación planeada”.

Turquía ha denunciado en reiteradas ocasiones la falta de colaboración de las autoridades saudíes en el esclarecimiento del asesinato de Khashoggi y que las informaciones oficiales han incurrido en “contradicciones”.

“Tenemos evidencias probando que Khashoggi fue asesinado en siete minutos y medio y nosotros compartimos estas evidencias con todo el mundo”, agregó el presidente, que también lamentó que no fuese un tema principal en la cumbre del G20 a pesar de la repercusión internacional que tuvo el caso y de haber mostrado las pruebas a varios líderes.

Aunque el gobernante turco nunca apuntó directamente contra el príncipe saudí, sí ha reiterado en varias ocasiones que la orden provino de “las más altas esferas”.

“No deseamos causar ningún daño a la familia saudí, queremos asegurarnos de que el asesinato se resuelve y los responsables son juzgados. Creemos que esto también será de interés para la familia saudí”, argumentó.

El conflicto diplomático turco-saudí se coló de lleno en la decimotercera cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G20, que se celebró este viernes y sábado en Buenos Aires.

Bin Salmán incluso fue denunciado por la organización internacional Human Rights Watch ante la Justicia argentina en vísperas del foro por presuntas violaciones del derecho internacional cometidas durante el conflicto armado en Yemen y su posible complicidad en el asesinato del periodista.

Sobre el conflicto en Yemen se pronunció también Erdogan, quien instó a los jefes de Estado y de Gobierno a buscar una “solución urgente” tras mucho tiempo de “silencio”.

“La independencia de Yemen, la unidad de su territorio debe ser preservada. Es necesaria una solución política para la estabilidad y la paz en la región”, concluyó.

La guerra en Yemen comenzó a finales de 2014, cuando los rebeldes hutíes se hicieron con el control de Saná y otras provincias del norte del país.

El conflicto se intensificó en marzo de 2015, con la intervención de la coalición liderada por Arabia Saudí y apoyada por Estados Unidos y otras potencias, que actúan en favor de las fuerzas leales al presidente yemení.

Según advirtió hoy la ONU, Yemen está al borde de una “gran catástrofe” y el conflicto está aumentando la desnutrición y el hambre en la población civil del país. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.