COMPARTE

Es el momento, porque el régimen se ha transformado en tiranía al anular la acción parlamentaria condición sine qua non de cualquier democracia la cual se base en el respeto al poder originario el cual reside en la opinión del pueblo expresada en elecciones libres. Esto no admite discusión de ningún tipo.

Es el momento, porque se conculcó el derecho a las elecciones, se burlaron el referendo revocatorio y las elecciones de gobernadores en el 2016. Los gobernadores se quedarán allí hasta que la tiranía decida lo contrario.

Es el momento, porque no habrá elecciones de alcaldes, ni concejales, ni diputados a las asambleas legislativas de los estados. Una a una irán creando compuertas excluyentes para la no realización de cualquiera de ellas.

Es el momento, porque el estado se ha convertido en el Gran Gestor Corrupto para cualquier trámite oficial, llámese como se llame y el ejemplo es la consecución de un pasaporte….el lema es pague y lo conseguirá. Así apareció el papel, las estampillas y los sellos. Descaradamente se institucionalizó la matraca.

Es el momento, porque el drama de obtener dos necesidades fundamentales de supervivencia como lo son la alimentación y la salud se ha convertido en una calamidad inhumana y detestable. La gente muere y se desnutre mientras el régimen hace dos cosas: vocifera y se enriquece.

Es el momento, porque los partidos políticos se reposicionan de una manera sólida y esperanzadora. Intentaron aniquilarlos y la gente solidariamente los soportó y validó en condiciones muy difíciles de lograrlo. El reverdecer de los partidos es el ánimo de la democracia y genera la necesidad de elecciones.

Es el momento porque internacionalmente el régimen tirano venezolano es señalado como antidemocrático, violador de derechos humanos, corrupto y algunas denuncias señalan su posible  asociación con el narcotráfico y terrorismo.

Es el momento, porque la economía esta signada por desinversión, inflación, ausencia de seguridad jurídica, trabas burocráticas, prepotencia arrogante de entes sindicales y normas que en lugar de crear y sostener el respeto por el trabajo, favorecen la holgazanería e ineficiencia de la actividad productiva.

Es el momento del compromiso individual de cada uno de nosotros. Sin miedo validamos con nuestro nombre más de medio millón de venezolanos que sin temor a represalias han dicho: a través de los partidos políticos haremos funcionar la democracia real y verdadera. Ese medio millón de voluntades son los milicianos de la esperanza, no solo soñadores de una vida mejor sino activos participantes de la revolución del respeto a la vida y a los derechos de las personas.

Es el momento de la organizada y disciplinada protesta civil, de la lucha no violenta pero incansable, del enfrentamiento de las instituciones con los tiranos aniquiladores de la libertad. Es la hora de validar a los grupos de ciudadanos, a los trabajadores con o sin sus sindicatos, empresarios con o sin Fedecamaras u otras asociaciones gerenciales, universidades en su conjunto y con todos sus gremios, asociaciones civiles de cualquier orden.

Las instituciones deben abandonar sus caretas, así como lo hicieron los ciudadanos que validaron a los partidos, y mostrar su rostro de compromiso con la lucha real por el rescate del país y su soberanía, no pueden seguir diciendo, yo produzco o yo enseño o yo vendo o yo canto o yo juego. Todos deben decir yo lucho y afrontar la realidad porque… Es el momento.

Es el momento de los partidos políticos para convocar a esta gran lucha no violenta sin perder tiempo y con menos anuncios pero más acción. Tiempo de llamar a todos los gremios de cualquier índole y a todas las organizaciones e instituciones. La colectividad los reconoce a Uds. como las organizaciones de vanguardia para el renacer de la democracia y los validó para que lo hagan hoy y no mañana. El país los apoya.

Es el momento, porque el mundo nos oye y nos ve, nos apoya y soporta. Porque no habrá elecciones más nunca con los tiranos en el poder, porque más nunca tendrán futuro nuestros hijos que no sea la mendicidad de todo, porque, porque, porque…Es el momento

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.