Foto: (Archivo)
El director del diario El Nacional de Caracas, Miguel H. Otero, afirmó este viernes que el Gobierno de Venezuela ha logrado “apagar la libertad de prensa casi totalmente”, pero si se logran herramientas tecnológicas para impedir los bloqueos de las páginas web será una “revolución”.

“Es cuestión de tiempo que se creen esos mecanismos, estamos acercándonos”, dijo a Efe Otero, que participa en la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) inaugurada este viernes en Miami.

Otero, que reside en Madrid y es su hijo, Jorge Makriniotis, quien está a cargo del medio en Caracas, será quien presente este sábado el informe sobre la libertad de prensa de Venezuela ante la comisión de la SIP que se encarga de ese aspecto.

Lo lleva haciendo varios años y, aunque “lo de Venezuela es algo que se repite y se repite”, en el de este año habrá novedades, como los ataques a los periodistas extranjeros que llegan al país a hacer coberturas y ahora se enfrentan al riesgo no solo de ser encarcelados, sino de que les roben los equipos.

El caso más sonado fue el del periodista de Univision Jorge Ramos, que fue a Caracas a entrevistar al presidente Nicolás Maduro y acabó retenido en el Palacio Miraflores y sin sus equipos, que, según Otero, le fueron robados por funcionarios de gobierno, pero ha habido otros similares.

Jorge Ramos es precisamente uno de los oradores de esta Asamblea General que se desarrolla hasta el 7 de octubre en el Hotel Biltmore de Coral Gables y que conmemora los 75 años de la SIP.

Ejercer el periodismo en Venezuela es peligroso, dice Otero, quien señaló que hay periodistas entre los cinco millones de venezolanos que, según dijo, han abandonado el país debido al desastre causado por una dictadura que, a diferencia de otras, no tiene gestión, salvo destruir.

Solo en España hay una asociación formada por 700 periodistas venezolanos, dijo Otero.

Los periodistas veteranos se han ido casi todos, señala el director de El Nacional, que “resiste” gracias a que cuenta con “gente luchadora, muy joven” dispuesta a cumplir con el cometido de informar aunque implique riesgos.

El panorama que Otero presentará este sábado es desolador. Las televisiones y radios que siguen emitiendo están todas bajo control del Gobierno, los medios de prensa han migrado a la web y el Gobierno usa todos los mecanismos existentes para bloquear las páginas. “Resistimos gracias a las redes sociales”.

En los barrios y sectores sin acceso a internet o a teléfonos inteligentes la única información que reciben está “totalmente ideologizada y la gente no se entera de nada”, pero eso no significa que no se den cuenta de la realidad que les rodea, dice este veterano periodista. “No se puede tapar con un dedo la falta de comida, de medicinas y de futuro”.

Por eso consideró importantísimo trabajar para blindar las páginas web de los bloqueos con los que el Gobierno las silencia. Con esos mecanismos para apagar la libertad de expresión debería apagar internet y dejar a todo el país fuera de la red y eso es imposible, agregó. “Si se logra, será una revolución, no solo para Venezuela sino para Cuba, Corea del Norte, Nicaragua y otros países”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.