Los anaqueles en los supermercados de Carabobo se visualizan vacíos. Los pocos productos existentes tienen un valor que el ciudadano que percibe sueldo mínimo no puede adquirir, así lo señalaron los consumidores en los diversos establecimientos recorridos por el equipo periodístico de El Carabobeño.

Lucía Cedeño es jubilada de educación. Con su pensión, a duras penas puede comprar un cartón de huevos. “Yo sobrevivo gracias a que mi hijo que vive afuera me manda para comer, pero ahora no es sólo el dinero sino que no se consigue nada”

Cedeño indicó que la situación se agravó ante la ola de extracciones ilegales de productos en los diversos comercios, que a su juicio, han generado que los proveedores tengan miedo de transportar los alimentos, además de la precaria condición económica del país, que ha ocasionado el bajo nivel adquisitivo y la poca oferta de los principales rubros que conforman la canasta básica alimentaria.

Acceder a otros productos como los higiene, se convirtieron en un verdadero lujo, apuntó la sexagenaria, quien puntualizó que o come o compra champú, desodorante, jabón y demás artículos.

Al comprobar los precios, se pudo evidenciar que un champú, por colocar un ejemplo, representa más de 50 por cierto del salario mínimo que se ubica en 248 mil 510 bolívares. Un tinte para cabello cuesta 105 mil bolívares, lo que ha generado que las mujeres descuiden un poco su aspecto físico, recalcó la fémina.

SIN DINERO PARA COMPRAR 

El dinero es otro de los principales problemas que acarrea el carabobeño. Muchos, aseguraron que no cuentan con el capital suficiente para adquirir lo más esencial.

Pedro Chacón señaló que los actos vandálicos de los últimos días se deben a que la ciudadanía atraviesa momentos de mucha hambre, miseria y dolor. “No justifico a nadie. Sólo que hay que ponerse en los zapatos de la gente que no tiene nada que comer” dijo enfáticamente mientras realizaba la cola para comprar unas pocas verduras, lo único que le alcanzó con lo que poseía en su cuenta bancaria.

Chacón consideró que las circunstancias por las que atraviesa el país no se soportan más, motivo por el cual, los estómagos han empezado a manifestar el hambre que desde hace un tiempo, sufre la población.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.