(Foto: Andrés Galindo)
COMPARTE

Otro problema se suma a la larga lista de preocupaciones en el día a día de los carabobeños: la escasez de efectivo. Una situación que según el economista y profesor de política monetaria en la Universidad de Carabobo (UC), Carlos Ñáñez, ya alcanzó 70% en todo el territorio nacional.

Eran las 12:00 del mediodía y Deisy Bastidas ocupaba el puesto 11 en la cola para intentar retirar dinero en efectivo en el único cajero operativo del BBVA Provincial ubicado en la avenida Bolívar Norte de Valencia. “Se volvió parte de mi rutina en las últimas semanas salir corriendo del trabajo en mi hora de almuerzo para venir a hacer esta cola”.

El límite diario es muy poco y como si no fuese suficiente el estar aquí llevado sol, solo funciona un cajero de los tres que hay, criticó. En el BBVA Provincial el límite es de 10 mil bolívares por día. Si se hace la operación por la taquilla interna, se extiende hasta 50 mil, pero ella solo puede invertir una hora diaria: la de su almuerzo. Hacer la cola dentro del banco le tomaría al menos tres horas.

Bastidas aseguró que después de las 6:00 p.m. no hay posibilidad de que algún cajero tenga billetes. Sábado, domingo y lunes también es imposible. Los viernes son los días en los que se puede llegar a tener más suerte. Esto se repite en casi todas las entidades bancarias de la Gran Valencia.

Se siente frustrada ya que debe coartarse de comprar ciertas cosas en los comercios que no poseen punto de venta. Tengo que hacer maromas si quiero conseguir efectivo, explicó. “Incluso me ha tocado instalarme en algún lugar donde alguien vaya a pagar con efectivo y yo le ofrezco a hacer la transacción con mi tarjeta a cambio de los billetes”.

(Foto: Andrés Galindo)

A solo unas cuadras del BBVA Provincial, en la misma avenida, queda una de las agencias de Banesco. Allí está José Ramírez, quien inició su periplo por los billetes a las 8:00 a.m. de este lunes. El primer intento lo hizo en Prebo, donde no tuvo éxito. Aunque tiene la esperanza de lograrlo en el segundo intento, ya decidió que se dirigirá a la agencia ubicada en el centro de Valencia como última opción.

Como Daisy Bastidas, José igual denunció que el límite diario no es suficiente, sobre todo cuando le toca enfrentar lo poco que le da el cajero con los elevados precios de, por ejemplo, la comida. “Hoy 10 mil bolívares apenas alcanzan para comprar cuatro canillas de pan. La única forma de disfrutar de mi quincena es sacar el dinero de poquito en poquito durante los 15 días”.

Los avances de efectivo dejaron de ser una opción por dos razones. La primera es que los porcentajes de las comisiones que cobran los comerciantes por realizar este tipo de transacción son elevados. “La situación del país no está como para andar regalando la plata”, sentenció Ramírez. En algunos casos llegan a cobrar hasta 30%.

La segunda corresponde a la orden emitida el sábado 19 de agosto por la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban): Quedan completamente prohibidos los avances de efectivo en los locales comerciales. Alegaron que esta medida busca contrarrestar la escasez de efectivo ocasionada por el supuesto contrabando de billetes hacia Colombia.

“Escasez” es una palabra cada vez más presente en la cotidianidad de los carabobeños y de los venezolanos en general. Comida, medicamentos, productos de higiene personal, repuestos y ahora también el efectivo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.