España aboga por la
/ Foto. Archivo

El Gobierno de España ha destacado que seguirá trabajando para conseguir la “pronta ratificación” del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea (UE) y Mercosur, coincidiendo con el 30 aniversario de la constitución del Mercado Común del Sur entre Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay.

En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ejecutivo subraya que ese acuerdo constituye la mejor herramienta para crear una asociación estratégica de dos regiones “con los mismos principios y valores” en el actual “contexto de emergencia de otros proyectos que cuestionan dichos valores o los ponen en segundo plano”.

“Todo ello mediante el establecimiento de instrumentos que aseguren beneficios equitativos para los ciudadanos de ambas regiones y una adecuada protección del medio ambiente, del desarrollo sostenible y de los derechos laborales”, afirma.

Para España, el éxito del Mercosur no es solo económico, sino también político, pues sus cuatro países fundadores siguen promoviendo la democracia, el Estado de Derecho y la protección de los derechos humanos como sus valores fundamentales.

“Pese a las dificultades que han surgido en el camino, el Mercosur ha conseguido avanzar durante este tiempo en su objetivo de crear un espacio común de oportunidades comerciales y de inversiones”, considera el Gobierno español.

El acuerdo enfrenta tropiezos

La ratificación y entrada en vigor del acuerdo comercial entre la UE y los países del Mercosur, que tardó veinte años en firmarse, tropieza ahora con los temores de varios socios europeos y de la Eurocámara, fundamentalmente debidos al impacto medioambiental de ese convenio.

Portugal, que este semestre preside el Consejo de la UE, presiona desde inicios de año para concluir el acuerdo -que también quiere España-, pero Austria ha transmitido la intención de vetar el pacto.

El vicecanciller austríaco, el ecologista Werner Kogler, explicó al primer ministro portugués, Antonio Costa, en una carta enviada el pasado 4 de marzo, que su gobierno “rechaza” el acuerdo por los “extensos incendios forestales en la región del Amazonas” y “el aumento de un modelo intensivo de producción agrícola en los países del Mercosur”.

El veto austríaco se suma a las reticencias de otro miembro de peso en la UE, Francia, el país que tradicionalmente más se ha opuesto al acuerdo y que mantiene sus exigencias de lucha contra la deforestación y el respeto de las normas europeas sobre los productos agroalimentarios.

“La década que comienza ahora podría estar marcada por la decisión de Mercosur y la UE de seguir juntos en el camino del desarrollo sostenible, un desafío que tenemos todos delante”, afirmó por su lado el viernes pasado el embajador de Brasil en Italia, Helio Vitor Ramos Filho. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.