Foto: AFP
COMPARTE

La España de Pau Gasol, defensora del título, quedó eliminada en las semifinales del Eurobasket-2017 al perder claramente (92-72) ante Eslovenia, este jueves en Estambul.

Serán por tanto los eslovenos los que disputen la final de la competición frente a Rusia o Serbia, que juegan el viernes la otra semifinal.

Los eslovenos tenían hasta ahora como mejor resultado en el torneo el cuarto lugar de Polonia-2009, una edición en la que cayeron en semifinales contra Serbia después de una prórroga.

Aspirarán por lo tanto al primer gran título de su selección de básquet desde la independencia de Yugoslavia en 1991.

En el caso de España, este revés impedirá a los de Sergio Scariolo luchar por un nuevo título europeo y la ‘ÑBA’ tendrá que ceder la corona continental conseguida hace dos años en Lille (Francia).

Los españoles tendrán ahora que conformarse con pelear por el bronce, frente al perdedor de la otra semifinal.

“Todavía tenemos a nuestro alcance una medalla. Hoy es una día de decepción y tendremos que hacer un gran partido ante un buen rival para alcanzar esa medalla”, se resignó Scariolo.

El partido entre España y Eslovenia ponía frente a frente a dos equipos que llegaron a las semifinales invictos, con un pleno de victorias en esta edición.

Los eslovenos ganaron el grupo A, que se disputó en Helsinki, superando entre otros a Grecia y Francia. Luego se deshizo de Ucrania (79-55) en octavos y de Letonia (103-97) en cuartos.

Por su parte, España tuvo una primera fase impecable en Cluj-Napoca (Rumanía), comandando el grupo C, por delante principalmente de Croacia. En octavos, los españoles eliminaron al anfitrión de las rondas finales, Turquía (73-56) y en cuartos a Alemania (84-72).

En el partido de este jueves, Eslovenia se impuso gracias a un despliegue de fuerza colectiva.

Sus dos estrellas, Goran Dragic (15 puntos) y Luka Doncic (11 puntos, 8 asistencias) cumplieron admirablemente su misión, pero encontraron además excelentes lugartenientes en Gasper Vidmar (12) y Klemen Prepelic (13).

¿Fin de ciclo?

Eslovenia obligó a España a ir contracorriente durante casi todo el partido, gracias de entrada a su acierto desde la línea de tres puntos, que le permitió distanciarse en el marcador. Luego pudo ir manteniendo un margen con el que no tuvo ni siquiera que sufrir al final.

Para la selección española, esta derrota tiene un sabor a final de ciclo.

No se verá más a Juan Carlos Navarro en la selección y el futuro de Pau Gasol, único en resistirse (16 puntos) al naufragio de los suyos junto a su hermano Marc (12 puntos, 10 rebotes) y Ricky Rubio (13), está muy en duda a sus 37 años, aunque la estrella de los españoles todavía no ha dado fecha para su retirada. Las bajas de Sergio Llull, Nikola Mirotic y Rudy Fernández terminó notándose.

La final es una recompensa para Goran Dragic, un valor seguro de la NBA desde hace más de diez años -actualmente en Miami Heat- y que se había dado una última oportunidad para ganar por fin una medalla, a sus 31 años, antes de decir adiós al equipo nacional.

“¡Qué partido! ¡Es histórico! Nunca creí que esto pudiera ocurrir”, admitió Dragic.

Para el joven Luka Doncic, sin embargo, este Eurobasket es el principio de su carrera internacional, a sus 18 años. El jugador del Real Madrid debería estar el próximo año en los primeros lugares del draft de la NBA.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.