Saúl Níguez marcó un triplete para guiar al elenco español a la final./Foto: AFP
COMPARTE

La selección española Sub-21 se clasificó para la final del Europeo de Polonia de la categoría luego de superar este martes a Italia (3-1) con un triplete de Saúl Níguez, y pugnará por el título con Alemania el viernes.

España, ganadora en cuatro ocasiones del torneo (1986, 1998, 2011 y 2013), y Alemania, una vez campeona, protagonizarán una final de lujo entre los filiales de dos potencias futbolísticas de primer nivel.

Será la primera final entre ambas selecciones de un Europeo Sub-21.

La ‘Rojita’ se puso por delante en el minuto 53 en su partido ante Italia, cuando el centrocampista del Atlético de Madrid Saúl Ñíguez ajustó al palo con la zurda desde el interior del área.

Minutos después la expulsión del centrocampista del Inter de Milán Roberto Gagliardini pareció finiquitar el partido pero Italia logró la igualada por medio de Federico Bernardeschi (62).

Italia se replegó atrás buscando la prórroga, pero de nuevo Saúl (65) desatascó la situación con un latigazo lejano que hizo estéril la estirada de Gianluigi Donnarumma, y el centrocampista selló su actuación en el minuto 74 con otro zurdazo raso a pase de Marco Asensio que le situó como máximo realizador del torneo con cinco dianas.

España sigue en la carrera por el título, lo que le permitiría igualar a Italia en el palmarés del torneo, con cinco entorchados.

TEUTONES LLEGAN OCHO AÑOS DESPUÉS

El rival de los pupilos de Albert Celades será Alemania, que vuelve a una final del Europeo ocho años después, luego de imponerse horas antes a Inglaterra en los penales (2-2; 4-3 en penales).

Alemania se puso por delante, aunque los ingleses lograron darle la vuelta al marcador, pero el delantero del Darmstadt Felix Platte estableció el 2-2 que llevó el partido a los penales.

El arquero del Hamburgo Julian Pollersbeck detuvo el lanzamiento de Nathan Redmond para devolver a la ‘Mannschaft’ a otra final.

España llega a la final con pleno de victorias, y es favorita ante una Alemania que tiene a parte de sus mejores jugadores disputando la Copa de las Confederaciones a las órdenes de Joachim Low.

La única vez que Alemania levantó este trofeo fue en 2009, con una generación liderada por Mesut Özil, Sami Khedira y Manuel Neuer.

La última vez que España se llevó este torneo fue en 2013, venciendo en la final precisamente a Italia (4-2) que, pese a su extenso palmarés, lleva sin levantar el trofeo desde 2004, cuando venció en la final a Serbia (3-0).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.