Portugal y España empataron sin goles. / Foto EFE

España y Portugal empataron sin goles en un partido amistoso en el que no faltaron las ocasiones. La buena actuación de Rui Patrício en el arco, el travesaño y los fallos de los atacantes de ambas selecciones impidieron que se estrenara el marcador.

En el estadio José Alvalade, 2.500 personas estuvieron presentes en las gradas para ver a la selección portuguesa. Con las medidas de seguridad necesarias, los hinchas ingresaron al recinto, en el que permitieron la entrada del 5% del aforo.

Luis Enrique salió con un once innovador. Diego Llorente y Eric García formaron pareja de centrales, mientras que Sergio Ramos, capitán y líder del equipo, se quedó en el banquillo. Lo mismo le ocurrió a Ansu Fati, gran sensación del fútbol español en este inicio de temporada, que se quedó sin ver minutos.

Por su parte, Cristiano Ronaldo lideró el ataque de los lusos, con el inagotable Pepe en el centro de la zaga y las ‘estrellas’ Bruno Fernandes y Bernardo Silva esperando su oportunidad en el banquillo.

‘La Roja’ inició con un ritmo abrumador en un encuentro que, desde el minuto 1, tenía poco de amistoso. Gerard Moreno tuvo la primera chance para los suyos, pero perdió en el mano a mano con Rui Patrício, que achicó con rapidez.

La presión alta de los españoles causaba grandes problemas a Portugal, que no encontraba salir de su área en los primeros minutos del partido. En el 19′, otra vez el delantero del Villarreal tuvo la ocasión de abrir el marcador, pero Rui Patrício se hizo grande para negarle nuevamente el tanto.

España no pudo traducir su dominio inicial en goles. Le faltó contundencia en los últimos metros, donde el portero de la selección lusa se hacía cada vez más grande.

Fernando Santos, seleccionador portugués, daba instrucciones a los suyos para que intentaran despertar tras el pésimo inicio. Fue entonces cuando encontraron en Rubén Neves y Moutinho un poco de calma con el esférico, aunque Cristiano Ronaldo continuaba sin aparecer en el encuentro.

Justo antes de irse al descando, los portugueses tuvieron la chance de ponerse por arriba. Guerreiro apareció en el punto de penalti sin marca e inexplicablemente mandó el balón por encima del larguero. Fue la primera oportunidad clara de gol para los locales, que pudieron irse con un premio mayor del que esperaban al medio tiempo.

En el inicio del complemento, Portugal comenzó a tener un mayor dominio. Cristiano empezaba a aparecer cada vez más, moviéndose por todo el frente de ataque y causando problemas a la zaga ‘Roja’.

En el 53′, el delantero de la Juventus se asomó por la frontal del área y armó un potente disparo con su zurda que chocó con el travesaño. Kepa, por su parte, sólo pudo observar un balón que picó en la línea de gol y salió. Fue la alarma que indicó a España que los lusos salieron con otra intención en el segundo tiempo.

Pasaban los minutos y el encuentro continuaba siendo parejo, hasta que, una vez más, el larguero impidió el tanto de los locales. CR7 metió un gran pase con la cara exterior del pie a Renato Sanches, que remató de primeras y el horizontal repelió su disparo.

Cristiano se marchó para descansar y dar entrada a João Félix, mientras que Luis Enrique también movió el banquillo metiendo en el campo a Adama Traoré. El extremo pudo, por fin, debutar con la selección española tras caerse de dos convocatorias; una por lesión y otra por su positivo en COVID-19.

Salió al campo con ganas y creó peligro cada vez que tocó la pelota. En el 72′, se fue por velocidad ante Semedo y metió un buen centro atrás para Dani Olmo, que disparó de primeras y nuevamente Rui Patrício cerró su arco con una parada milagrosa.

Se agotaban los minutos en el reloj y ambas selecciones parecían conformarse con el empate. Pero en el tiempo de descuento, los locales tuvieron la última oportunidad de llevarse la victoria. Tras un córner, Rubén Semedo remató de cabeza dentro del área y João Félix, con todo a favor, solo tenía que empujar el balón. Sin embargo, calculó mal y, tras llegar algo forzado, no pudo contactar con el esférico.

El árbitro pitó el final y ambos conjuntos se fueron con la sensación de merecer algo más que el empate. Sin embargo, el duelo permitió a ambos entrenadores probar nuevos sistemas y futbolistas de cara a los duelos de la Liga de Naciones, en la que España se medirá a Suiza y Portugal a Francia, actual campeona del mundo.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.