Enrique y Ana, hermanos de Ignacio Echeverría, fallecido en el atentado de Londres . (EFE)
COMPARTE

 

La familia del español Ignacio Echeverría, asesinado en el atentado de Londres del sábado y del que durante cuatro días no se supo su paradero, agradeció por primera vez a las autoridades británicas su actuación y la información recibida hoy en la capital británica.

La Policía Metropolitana de Londres (Met) negó hoy que el español, de 39 años, muriera por disparos policiales durante la respuesta al ataque cometido en la zona del puente de Londres, en el que fallecieron ocho personas y 48 resultaron heridas.

Un portavoz de la Met dijo a Efe que “no reconoce” las alegaciones en la prensa española de que “un miembro del público recibió un disparo mortal de la Policía”, aunque precisó que un ciudadano sí resultó herido de bala, pero no está grave.

Echeverría, que trabajaba para el banco británico HSBC, murió tras intentar proteger a una mujer que estaba siendo agredida por uno de los tres terroristas que el 3 de junio atropellaron y después apuñalaron a varias personas en el puente de Londres y el mercado de Borough, quienes fueron abatidos por la Policía.

Ana Echeverría, acompañada de su hermano Enrique, participó hoy en una vista en Londres con el juez Andrew Harris, en el juzgado de Southwark, cercano al lugar del ataque terrorista, tras de la cual se les informó de que hoy podrán velar a su hermano y de que su cuerpo será repatriado a España previsiblemente este sábado.

Tras reunirse con el juez forense, Ana dijo que “algo muy triste y muy duro se está convirtiendo en algo más bonito y muy grandioso”, por el acto heroico de su hermano, que perdió la vida cuando intentaba ayudar a una mujer en el atentado que costó la vida a ocho personas y dejó 48 heridos.

Una vez más, los familiares reiteraron su agradecimiento a todos los que les han ayudado y, en esta ocasión, se dirigieron a las autoridades británicas, muy criticadas por la tardanza en revelar que Echeverría era una de las víctimas.

“Los oficiales ingleses están haciendo desde un punto de vista personal todo lo que pueden para ayudarnos y para que podamos reunirnos cuanto antes, especialmente mi madre, con el cuerpo de mi hermano”, subrayó Ana, sin perder la entereza en ningún momento.

Enrique señaló, por su parte, que las explicaciones del juez habían sido “suficientes y correctas” y que, después de hablar con él, darían el último adiós al cuerpo de su hermano en Londres, con la compañía de su madre, por lo que pidió a los periodistas que no acudieran a este acto.

Sobre la autopsia, Enrique concretó que “se tardará lo normal”, mañana tendrán el “informe preliminar” y llevará “mucho” tiempo el contar con el definitivo, puntualizó.

“Pero creo que es suficiente, que quede claro que esas cosas que han salido en la prensa no las compartimos, se han portado muy bien”, dijo en defensa de las autoridades británicas, ante los reproches por la agonía de cuatro días que pasó la familia sin conocer la suerte de Ignacio.

A día de hoy, el Gobierno británico no ha dado ninguna información oficial sobre la identificación de las ocho víctimas, siete de ellas extranjeras y cuyos datos han difundido los familiares y los medios de comunicación.

El Ejecutivo español ha trabajado intensamente para que el del Reino Unido acelerara el proceso y evitara el sufrimiento de la familia, hasta que ayer se confirmó finalmente la muerte y hoy se les informó de algunos detalles porque todavía no ha concluido la autopsia.

La policía británica justificó la demora en el elevado número de víctimas y en la complejidad de un proceso que se ajusta a estrictos protocolos en el Reino Unido, si bien esta tardanza generó todo tipo de especulaciones, entre ellas que se ocultaba información ante las elecciones que se celebran hoy en el Reino Unido.

El cadáver de Echeverría, que perdió su vida intentando salvar a una mujer en el ataque terrorista, se encuentra en el hospital Saint Thomas, próximo a la zona del Puente de Londres.

El español, residente en la capital británica desde hace más de un año, estaba desaparecido desde que el sábado tres terroristas atropellaron a los viandantes del puente de Londres con una furgoneta alquilada y acuchillaron después a numerosas personas en una zona de bares y restaurantes en la orilla sur del río Támesis.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.