Esquineros DeAndre Baker y Quinton Dunbar acusados por robo con violencia (Foto Cortesía tudn.com)

Los esquineros DeAndre Baker, de los Giants de Nueva York, y Quinton Dunbar, de los Seahawks de Seattle, comenzaron a ser buscados este jueves por la noche por las fuerzas del orden del sur de Florida después que se emitieron sendas ordenes de captura al estar implicados en un robo a mano armada.

Según la policía de Miramar (Florida), la orden de arresto de ambos jugadores es por cuatro cargos de robo a mano armada con arma de fuego y cuatro cargos de asalto agravado con arma de fuego.

El mismo departamento informó que el presunto incidente tuvo lugar el jueves por la mañana en una fiesta que comenzó el miércoles por la noche.

Según el informe policial, Baker y Dunbar están acusados de robar dinero y actuar con violencia mientras amenazaban de manera intencional a las personas con armas de fuego semiautomáticas.

Varios testigos dijeron que durante el incidente Baker ordenó a otro sospechoso que usaba una máscara roja que le disparara a un individuo que acababa de ingresar a la fiesta, según refleja el informe policial.

Baker fue una selección de primera ronda de los Giants en 2019. Los Seahawks adquirieron a Dunbar, de 27 años, en un intercambio de marzo con los Redskins de Washington Redskins. Ambos jugadores son nativos de Miami.

La portavoz de la policía de Miramar, Tania Rues, informó esta noche que los dos jugadores todavía no han sido arrestados, y que su departamento se mantiene en contacto permanente con la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y un abogado que representa a uno de los jugadores.

Por su parte, los Giants reconocieron que tenían sobre la mesa toda la información oficial que les habían dado las autoridades y trabajaban sobre el asunto.

“Somos conscientes de la situación. Hemos estado en contacto con DeAndre. No tenemos más comentarios en este momento”, dijeron los Giants mediante un comunicado oficial .

Los Giants eligieron a Baker con la selección número 30 en la primera ronda del sorteo universitario del año pasado, a pesar de que al menos dos equipos lo señalaron como una opción arriesgada debido a su actitud fuera del campo.

De hecho, fue enviado a la banca por su rendimiento al final de su complicada primera temporada, y el cuerpo técnico tuvo un problema de confianza con él, añadieron fuentes cercanas a la liga.

Baker terminó su temporada de novato con 55 tacleadas y sin intercepciones, y permitió siete touchdowns como el defensor más cercano, para ser el cuarto con la marca más alta en la NFL, según las estadísticas de Next Gen.

Dunbar hizo 11 aperturas la temporada pasada y 25 en cinco años con Washington, que lo firmó como agente libre no reclutado de Florida en 2015.

Tiene nueve intercepciones en su carrera y seis en las últimas dos campañas. Había solicitado ser traspasado o dado de baja, según algunas fuentes periodísticas, porque se sentía insatisfecho con su contrato, mismo que estaba entrando en el último año y un salario base no garantizado de 3,25 millones de dólares.

Poco antes de que se emitiera la orden de arresto, Dunbar realizó una llamada de teleconferencia introductoria de 15 minutos con su nuevo equipo de los Seahawks y dijo a los periodistas que se sentía agradecido por la confianza que le han dado en Seattle y que era una buena persona.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.