Carabobeños acuden a los cajeros automáticos en los primeros días del año (Foto Andrés Galindo)
COMPARTE

 

Todo fue diferente en la casa de Carlos Hernández. Su rostro lo confirma: se va quedando solo. El año que recién terminó ha sido uno de los más duros para los venezolanos. “Esta fue la peor Navidad de todas”. No hubo una más triste en sus 69 años.

Fue crucial lo económico. Es reconocible. “La Navidad se puso triste”. Pero hubo algo que dolió más que no poder comprar todo lo que quiso para compartir. Fue comprarlo y no tener con quién. Su familia está como un espejo caído al piso. Hernández los cuenta uno a uno sin equivocarse en los destinos. “Tengo sobrinos en España, Ecuador, Argentina, Perú y Miami”. La tristeza de la diáspora le llena el verbo.

Más de dos millones de personas han dejado el país

Más de dos millones de personas han dejado el país, según estudios de expertos en migración, como el profesor Tomás Páez de la Universidad Central de Venezuela. La inseguridad y el colapso económico del socialismo del siglo XXI arroja cifras estrepitosas. Más de 500% de inflación, según políticos opositores y economistas. Acumulada en los últimos años es más de 12.000%, apunta el vicepresidente de la comisión de finanzas de la Asamblea Nacional, José Guerra.

 

Carlos Hernánez, encuestado. (Foto Andrés Galindo)
Carlos Hernánez, encuestado. (Foto Andrés Galindo)

En busca de efectivo

En Carabobo todavía no aparece el billete de 500 bolívares. El nuevo cono monetario, anunciado por el presidente Nicolás Maduro es utopía todavía. Las monedas, que debieron estar en las calles el 15 de diciembre junto con los nuevos billetes, están ausentes para los encuestados.

Se veía en los cajeros automáticos. Poca afluencia de personas era el común denominador. En el norte de la ciudad y en el sur las colas para retirar dinero en efectivo no superaban las 15 personas. Para Hernández, quien conversaba a las afueras de la sede del Banco de Venezuela en la avenida Valencia, era la confirmación de una crisis que ya él vive desde antes; y que trata de mitigar con las redes sociales y abrazos virtuales. Su fin de año se resumió así: tener poco y no tener a nadie con quien disfrutarlo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.