Entre los dos gobernantes se alcanzaron las críticas cifras que hoy el país posee
COMPARTE

No es un secreto que los resultados políticos, económicos y sociales que Venezuela vive en estos tiempos es producto de malas gestiones gubernamentales englobadas en el Socialismo del Siglo 21, que empezó Hugo Chávez y ahora tutela Nicolás Maduro, con unos resultados preocupantes, nunca antes vistos en este país y ahora en el mundo.

Hugo Chávez cerró su primer año de gobierno en 1999 con una caída de 6% en el PIB, tras un leve repunte en 2000 y 2001, el país entró en una profunda recesión en 2002 y 2003, con derrumbes de 8,9 y 7,8 por ciento, los resultados han ido empeorando hasta el pasado 2016 a excepción de un pequeño período, luego en el 2004 cuando los precios del petroleo subieron el gobierno se fortaleció y pudo arremeter contra todo lo que no fuese rojo rojito.

Los números revelan que durante el mandato de Maduro ha habido una caída de 10% en el PIB, una inflación del 475%, una pobreza que según una encuesta de distintas universidades afecta al 75% de los hogares, y niveles de desabastecimiento en alimentos y medicamentos que hablan de una crisis humanitaria.

Si se preguntaba cuáles eran las medidas que llevaron al país a esta situación aquí les mostramos las razones del por qué.

1. Depredación de los recursos petroleros

“La economía venezolana ha venido en un curso de desastre desde que Chávez tomó el poder en 1999. Su proyecto se hizo viable inicialmente por un inmenso apoyo popular y el crecimiento del ingreso petrolero, como jamás había ocurrido en la historia de los hidrocarburos en Venezuela. Con eso compró apoyo interno y solidaridades internacionales. Ambos ahora languidecen, sin liderazgo y sin recursos fiscales”, dijo el economista Carlos Blanco, profesor de estudios internacionales de la Universidad de Boston.

2. Creación de un megaestado empresario

“El Estado se hizo cada vez más interventor en la actividad económica: propietario de los recursos naturales y del subsuelo, pasó a ser dueño de empresas en diversos sectores. Además aumentó la regulación de la actividad privada, estableció elevados impuestos, controles de precios y del tipo de cambio, barreras al libre comercio. Así se fue desarrollando un entorno menos propicio y estimulante de la actividad económica, privada en particular”, dijo Rafael J. Avila, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Monteávila.

3. Fijación de controles en todas las áreas de la economía

“Con el argumento de combatir la especulación, se impusieron controles de precios. Primero a productos básicos, pero luego se engrosó la lista. Se crearon organismos para fiscalizar. La consecuencia lógica fue mayor escasez y burocracia. También se hicieron más frecuentes los controles de cambio, esperando que éstos pudieran frenar la fuga de capitales, cosa que lógicamente funciona por muy breve tiempo, pero no resuelve el problema de fondo”, destacó Ávila.

4. Pulverización del tipo de cambio

“Con el argumento de detener la fuga de divisas y la depreciación de la moneda, y controlar la inflación, se impuso un control del tipo de cambio y se limitó la adquisición de dólares a las empresas y a las personas. Además se crearon tipos de cambio preferenciales, que con el tiempo se hicieron mucho más bajos en relación al mercado. Como resultado, ni se ha detenido la fuga de capitales ni la depreciación del bolívar, ni mucho menos la inflación”, contó Ávila.

5. Proteccionismo y aislamiento del mundo

El proteccionismo fue otra manera de limitar la competencia y estimular el desabastecimiento y la inflación. La combinación de altos aranceles con el sistema de cuotas de importación terminó perjudicando incluso a los empresarios locales que se pretendía favorecer, ya que la producción de muchos bienes necesita insumos que no se encuentran en el país.

6. Creación de impuestos distorsivos

“Se estableció una mayor y más compleja tributación. Las recientes modificaciones de las leyes impositivas tienen el objetivo de cargar más la actividad empresarial”, dijo Avila. Los impuestos a la producción son la otra cara de los controles excesivos sobre la economía. Corregir esas distorsiones es condición sine qua non para una reactivación.

7. Pérdida de autonomía del Banco Central

Una de las modificaciones más importantes que impulsó el chavismo fue poner fin a la independencia del Banco Central de Venezuela (BCV), permitiéndole financiar al Tesoro y a las empresas públicas. Luego intervino sobre su sistema estadístico, que informaba con rigurosidad las cifras de inflación y escasez, entre otras variables económicas que empezaron a ser ocultadas y manipuladas.

8. Gasto público y emisión monetaria en niveles insostenibles

Al poder controlar el BCV, el Gobierno tuvo vía libre para acelerar la emisión monetaria para financiar un gasto público que está muy por encima de la riqueza que efectivamente genera el país. Según Blanco, sólo durante 2016 la “base monetaria se incrementó 147%”.

9. Militarización de la economía

“Debido a su procedencia, Chávez puso en práctica el nombramiento de efectivos militares, activos o retirados, en roles de gobierno: ministros, altos funcionarios, embajadores, presidentes de institutos”, dijo Avila. Muchos de ellos pasaron a manejar áreas clave de la política económica. Esto revela el sesgo con el que la administración chavista entiende la economía. El Gobierno cree que puede bajar la inflación por la fuerza, obligando a los comerciantes a vender por debajo de sus costos, con la amenaza de hacerlos arrestar.

10. Retiro de circulación de los billetes de 100 bolívares

El 7 de diciembre el presidente del BCV, Nelson Merentes, anunció que a partir del 15 de diciembre comenzarían a circular billetes de 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 bolívares, ya que el máximo de 100 obligaba a la gente a salir a la calle con bolsas llenas de dinero para hacer compras cotidianas. Sin embargo, en una decisión incomprensible, Maduro ordenó sacar de circulación el billete de 100 bolívares en un plazo de 72 horas, cuando todavía no habían llegado los nuevos.

Infobae




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.