Con alegría y buenos deseos se celebra cada 21 de diciembre el espíritu de la navidad. (Foto: Referencial)
COMPARTE

La celebración del espíritu de la Navidad es una práctica milenaria asociada al solsticio del invierno en el hemisferio norte y al solsticio de verano en el hemisferio sur. Es el momento preciso cuando el sol alcanza su mayor altura en una región. Provoca que la duración del día en los países del sur sea mayor, mientras que en el norte ocasiona la noche más larga del año.

Principalmente fue una tradición perteneciente a los países nórdicos, pero se ha a expandido por el resto del continente. La leyenda según el ángel Uriel relata que el espíritu llegó al planeta de una galaxia lejana y se instaló en lo que hoy se conoce como la península escandinava.

El espíritu predicaba su conocimiento, repartía regalos y bendiciones en su recorrido.

En Venezuela se conmemora como el momento ideal para que el espíritu llegue a las casas, colmando a las familias y seres queridos de paz, prosperidad, buenas energías y amor a lo largo de todo el año.

El espíritu de la Navidad llega todos los 21 de diciembre entre las 10:00 y las 12 de la noche, busca otorgar más que cosas materiales, aquello valores que los humanos no pueden prescindir.

Como tradición se realiza un ritual para darle la bienvenida al espíritu y pedirle deseos.

RITUAL 

Paso 1: El primer paso es limpiar el hogar, se recomienda inciensos de pino y mandarina para atraer las buenas energías y  prosperidad.

Debe prepararse la casa con ambiente navideño, colocar el arbolito aunque sea pequeño, luces, o muñecos representativos de la época.

Paso 2: Es importante estar reunidos con tus seres queridos llenos de alegría, celebrando la llegada del espíritu de la Navidad. Se puede preparar una cena conmemorativa.

Paso 3: El perdón, tolerancia y paz deben estar presentes en tu corazón durante el momento que recibes el espíritu en tu hogar, como en el resto del año.

Paso 4: Se piden 21 deseos, 7 por la humanidad, 7 por el grupo familiar y por último 7 para nosotros.

Los escribes en un papel, lo cortas en tiras, los colocas toda la noche hasta el 22 de diciembre cerca de una vela o incienso con olor a mandarina. Se guardan hasta el año que viene donde quemarás los deseos que se cumplieron.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.