Foto: AFP

¿Es la hazaña de estos Juegos? Victoriosa sobre las dos tablas hace una semana en el Super-G de esquí alpino, la checa Ester Ledecka volvió a imponerse este sábado en el Eslalon paralelo, pero esta vez en Snowboard, una gesta única en la historia de los Juegos de Invierno.

Única porque Ledecka es la primera mujer campeona olímpica en dos deportes diferentes en la misma edición de los Juegos de Invierno.

En los años 20, dos noruegos, Johan Grottumsbraten y Thorleif Haug, habían logrado algo parecido, pero en dos deportes hermanos; el esquí de fondo y la combinada nórdica.

En categoría femenina, la soviética, y posteriormente rusa Anfisa Reztsova selló un doblete en biatlón y esquí de fondo, pero en varios Juegos Olímpicos (1988, 1992, 1994).

Con el dorsal 26, la polivalente deportista de Praga había causado una de las sensaciones de los Juegos al arrebatar la victoria a la austríaca Anna Veith por una centésima de segundo. Pero este sábado su dominio fue incontestable en el snowboard, su especialidad.

Después de haber establecido ampliamente el mejor tiempo de la fase clasificatoria, dominó con comodidad a sus rivales desde los octavos hasta la final.

Su triunfo fue pues más esperado que la ardilla que cruzó la pista al paso de la austríaca Ulbing en los octavos de final.

Para certificar su excelso doblete, Ledecka, de 22 años, se impuso en la final a la alemana Selina Joerg por 46 centésimas de segundo.

Seguir con las dos

¿La estrella de los Juegos? “Yo no me siento así. Pero suena bien, eso seguro”, sonrió la checa, que al igual que la semana pasada se protegió de los focos con sus gafas en la conferencia de prensa.

Preguntada sobre el futuro de su carrera, la doble campeona olímpica no dio pistas claras, pero dejo entrever que podría seguir en las dos disciplinas.

“Puedo ir más lejos. Aún cometo muchos errores en esquí e incluso en snowboard. Y aún quiero mejorar”, confesó.

“Mi plan es escuchar a mi corazón, así que por el momento creo que voy a continuar con las dos porque las dos me gustan”, añadió.

“Es genial lo que ha hecho. Dar el golpe en esquí y en snowboard es histórico. No encuentro palabras para describirlo. Es una locura, es una bestia en cuanto a su determinación, física y mentalmente”, resumió por su parte el francés Sylvain Dufour, cuarto en la prueba masculina.

“Morir sobre la pista”

Antes del inicio de los Juegos, el ‘rider’ galo había explicado las ‘pasarelas’ que unen al Gigante y el Super-G sobre esquís con el Eslalon Gigante sobre la tabla.

“Esto va a marcar quizá tendencia. Pero ella ha estado sometida a una carga de trabajo enorme”, explicó.

En el mundo del esquí, desde sus entrenadores hasta sus adversarios describen a la checa como una deportista con una gran capacidad de trabajo en los entrenamientos.

“A veces tratamos de sacarla del entrenamiento y de la pista, porque ella sería capaz de morir sobre la pista. Pero ese es el único problema que hemos tenido con Ester”, confiesa su padre Janek Ledecky.

Pero más allá de su sacrificio, Ledecka lleva el triunfo en sus genes.Su padre fue una estrella de rock famoso en República Checa, y a su abuelo Jan Klapac, campeón del mundo y doble medallista olímpico de hockey sobre hielo… pero no ganó ningún oro.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.